"¿Es verdad lo de Pilar Rubio?". El secreto que va de boca en boca en Madrid 

stop

El secreto mejor guardado de la mujer de Sergio Ramos

La última foto de Pilar Rubio que revoluciona las redes sociales

01 de junio de 2017 (17:12 CET)

En el punto de mira. A sus 39 años, Pilar Rubio es una de las caras televisivas más de moda. Tras regresar a la pequeña pantalla por la puerta grande como colaboradora de El Hormiguero, la presentadora ha reconquistado la gloria. Segunda juventud.

A estas alturas, más allá del programa de Pablo Motos, la de Torrejón de Ardoz tiene otros proyectos entre manos. A un paso de estrenar Ninja Warrior en Atresmedia, Pilar defiende Fit Life en Fox Life.

A través de este programa, la madrileña se ha armado de valor para explicarle a la audiencia cómo consigue conciliar la vida familiar, la rutina deportiva y las exigencias profesionales.

Sin reparos y natural como la vida misma, la pareja de Sergio Ramos abre las puertas de su vida al programa. Ahora bien, sin la presencia del madridista.

Ahora bien, no todo es de color de rosa. Esta apuesta inédita de Rubio parece que no ha tenido la acogida esperada. Los responsables de la cadena han optado por pasar el programa a la madrugada del lunes, en lugar del prime time de los jueves. Sospechoso.

¿Operación a la vista?

Navegando como pueden, los diferentes episodios tratan temas sonados. El mejor ejemplo de expuso en el primer capítulo. Pilar  presentó un tema en el programa que dio mucho de qué hablar: sus pechos.

"Tras los embarazos, lo más complicado de recuperar es el vientre y el pecho. Para las mujeres que tienen el pecho operado no hay problema, pero yo ahora tengo menos ¿y qué pasa? Estoy muy contenta".

Sin reparos, Pilar afirmó que desde que dio a luz a los dos pequeños tiene menos pecho, ya que no lleva silicona. Las voces que en los últimos tiempos han afirmado que sí que ha pasado por el quirófano no son pocas, por lo que la llama se ha encendido.

Tal como asegura el portal Baralia, la mamoplastia que se practicó la presentadora no deja lugar a dudas.

Aun así, otras fuentes aseguran que podría haber encontrado otra vía. Retoques estéticos, como la elevación de senos o el aumento de pecho mediante inyecciones de grasa corporal, previamente extraída con una pequeña liposucción.

Sea como fuera, la realidad es que Pilar ha admitido que tras la maternidad ha perdido pecho, por lo que varias voces aseguran que podría volver a pasar por el quirófano para hacerse algún pequeño retoque. Ideal.