Iker Casillas y Sara Carbonero |EFE

“Es de extrema gravedad” Y es de Sara Carbonero: “Iker Casillas no puede taparlo más”

stop

Problemas en casa de la colaboradora de Mediaset y del ex capitán del Real Madrid

01 de octubre de 2019 (10:56 CET)

Si por algo ha sido noticia este año Sara Carbonero, al margen de su regreso a Mediaset como colaboradora en Deportes Cuatro, es por el tumor maligno que le detectaron en el ovario en mayo y por el que tuvo que ser intervenida.

La toledana se encuentra ahora en la larga y farragosa fase de recuperación, mirando hacia adelante y haciendo planes de futuro. Carbonero va como loca por recuperar la normalidad total.

Pero hay otro problema con el que la de Corral de Almaguer está teniendo que lidiar estos meses. Y no nos referimos a la recuperación de Iker Casillas del infarto de miocardio que también sufrió en mayo.

Slow Love se va a pique

Nos referimos a los problemas que Sara está teniendo con Slow Love, el negocio de venta de ropa por internet que fundó en 2015 junto a Isabel Jiménez y Mayra del Pilar.

Las cosas empezaron bien en Slow Love. El primer año registró pérdidas, pero en el segundo ya se notaron los beneficios. Según el Registro Mercantil, tuvo un superávit de 34.738 euros.

Cuesta abajo y sin frenos

Pero el tercer año volvieron a tener pérdidas, con 28.936 euros negativos. Y la cosa no fue a mejor. Como afirman desde el entorno de la it girl, el asunto “es de extrema gravedad”

El resultado del balance de 2018 contiene más de 80.000 euros de pérdidas. La empresa facturó 494.000 euros. Pero son 100.000 euros menos que el año anterior.

Sara Carbonero junto al logo de SlowLove

Además, según publican algunos medios, el patrimonio de la empresa también está bajo mínimos. Restando las deudas a las propiedades, el balance es de 90.000 euros negativos. Y es que, entre otras cosas, la empresa debe 104.700 euros por un crédito y otros 150.000 euros a proveedores.

Unos problemas a los que Casillas no es ajeno. “No puede taparlo más”, comentan allegados al meta, que apuntan que hace tiempo que considera que Slow love es más un problema para la familia que un proyecto de futuro. “Si fuera por él ya estaría cerrada”, aseguran.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad