"¿Eres tú la rata?", la nueva guerra de Mourinho en el vestuario del Manchester United

stop

La paranoia conspiratoria del técnico portugués le ha perseguido siempre en forma de 'topo'

Mourinho, lloroso e irritado, durante su último partido en el banquillo del Chelsea ante el Oporto en diciembre de 2015 | EFE

24 de octubre de 2016 (20:51 CET)

José Mourinho y los topos. No es amor, es una obsesión. El entrenador del Manchester United ha vuelto a deslizar que alguien está filtrando información "desde dentro" hacia fuera. Una vez más, el técnico portugués genera incendios y busca excusas que eclipsen una derrota tan abultada como la que sufrió contra el Chelsea de Antonio Conte (4-0).

El técnico portugués asegura que hay un topo en el vestuario de los red devils. Una vieja historia que también sacó a relucir cuando atravesaba malos momentos con el Chelsea, de donde terminó siendo despedido, por mucho que Mou siempre vendió que llegó a un acuerdo mutuo con Roman Abramovich para rescindir su contrato.

"¿Dónde está la rata?"

Exactamente la misma historia que le persiguió en el Real Madrid. Primero apareció un topo, que terminó siendo Iker Casillas, de forma que su relación con el Madrid se agrietó para siempre. Dudek, segundo portero blanco en aquellos tiempos, lo confesó en un libro: "¿Dónde está la rata? ¿Eres tú, Granero?", dijo supuestamente Mourinho a Esteban Granero en el vestuario blanco, delante de todos sus compañeros, antes de una final de la Copa del Rey contra el Barça.

"Insistió varias veces en que había una 'rata' en el vestuario y que no pararía hasta encontrarla. Después, cerró la puerta y se marchó. Aquel episodio, justo antes de disputar la final de la Copa del Rey, fue el origen de todos los conflictos que se produjeron con posterioridad", relata Dudek en su libro.

Pepe, en la medular

La información privilegiada era que Pepe iba a jugar en el centro del campo, detalle que salió publicado en la prensa pese a que "solo lo conocían de puertas para adentro". Ello hizo explotar a Mourinho. Terminó siendo despedido por Florentino Pérez, aunque también lo camufló como si fuera un acuerdo pactado por ambas partes. La historia se repite en Manchester

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad