El video de la noche más loca de Sara Carbonero en Lisboa

stop

Los detalles de la escapada de la mujer de Casillas

El último capricho de niña rica de Sara Carbonero

05 de abril de 2017 (12:58 CET)

Brutal. Con esta explícita expresión definió Sara Carbonero su última escapada. La esposa de Iker Casillas dejó atrás Oporto por una noche y viajó hasta Lisboa para presenciar uno de los espectáculos del año: el concierto de Bruno Mars.

El artista de moda está en plena gira mundial y el pasado martes tocó parar en tierras lusas. La toledana, una fiel amante de la música, no quiso dejar escapar esta oportunidad y se trasladó hasta la capital portuguesa para vivir en primera persona la gran fiesta.

Tal como ella misma publicó en su cuenta oficial de Instagram, la noche no tuvo ningún desperdicio. A partir de las 21.00 horas y hasta la medianoche, la de Corral de Almaguer disfrutó de las canciones y los bailes de Bruno Mars.

Sara quiso compartir con seguidores los momentos más especiales del concierto, por lo que no dudó en colgar hasta cuatro vídeos en las Stories. En todos ellos se puede ver el MEO Arena repleto de fans. Carbonero fue una entusiasta más, en uno de los eventos del año.

Una vida llena con ton y son

En varias ocasiones, la presentadora ha mostrado su gusto y fanatismo por la música. De hecho, siempre que publica vídeos de sus nuevas entradas, las canciones no faltan. Además, ya hemos podido ver a la mujer de Casillas en otros eventos musicales. El ejemplo del concierto de Alejandro Sanz en Madrid es el más actual.

Sin embargo, esta vez no vino a tierras españolas, sino que aprovechó la vista del joven a Portugal para disfrutar de una noche mágica. Todo apunta a que Sara fue en coche hasta Lisboa, lo que le habría supuesto poco menos de tres horas en coche.

Carbonero no dio detalles de la compañía con la que vibró, aunque no se descarta que fuera el propio Iker el que acompañase a su mujer. Ambos comparten infinidad de pasiones y gustos, por lo que el matrimonio forma un gran tándem.

El precio medio por entrada es de entre 50 y 70 euros. Un capricho para la toledana que pudo desconectar de su día a día en Oporto.

Tras una semana muy ajetreada –la española viajó a Madrid por trabajo-, en estos últimos días reina la calma en el clan Casillas-Carbonero. Una noche por todo lo alto que cargó las pilas de Sara.