Sara Carbonero | EFE

El “terrible suceso” con Sara Carbonero en las últimas horas que conmociona España

stop

El secreto que guarda la esposa de Iker Casillas

05 de agosto de 2019 (10:24 CET)

Hace unos meses Diario Gol se hizo eco de una información acerca de unas noticias que no eran nada buenas para Sara Carbonero ni para Slow Love, la empresa que tiene montada junto a las periodistas Isabel Jiménez y Mayra del Pilar.

Se trata de una página web en la que venden prendas de ropa de diferentes firmas. Un negocio que, según publicó Vanitatis, no iba demasiado bien.

Slow Love se va a pique

En su primer año de vida, como suele ser normal, la empresa registró pérdidas. El segundo curso, en cambio, fue bastante mejor. Logró unos beneficios de 34.738 euros, según el Registro Mercantil. Pero el tercer año tuvieron pérdidas importantes. Slow Love registró 28.936 euros negativos.

Resultado de imagen de slow love

Cabe decir que Slow Love es uno de los portales mejor valorados por los consumidores y también por muchos y muchas celebrities. No obstante, esto no se traduciría en visitas y ventas.

La relación de las socias, en el aire

Pero este no es el único problema que amenaza la empresa. Y es que según señalan algunos medios, ha ocurrido algún “terrible suceso” entre las propietarias que habría llevado a Mayra del Pilar a romper relaciones con las otras dos socias.

Isabel Jiménez lo negó, apelando que el que Sara estuviera en Portugal facilitaba la relación con ella. Sara, por su parte, hizo lo propio después: "No, no es cierto. Además son terceras personas de las que estás hablando y no voy hablar pero no es cierto la relación sigue como siempre".

Sin embargo, como señalan en las redes, la última vez que se vio posar juntas a las tres socias fue en septiembre de 2017. Desde entonces el trío no se ha vuelto a ver al completo.

Mayra del Pilar, por ejemplo, no estuvo en el bautizo de Hugo, el primer hijo de Isabel, donde sí estuvo Sara, madrina del recién llegado al mundo.

Por otro lado, Mayra se casó el pasado 2 de agosto, pero al enlace no acudieron ni Sara ni Isabel. Cuanto menos sospechoso.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad