El tapado en las quinielas para ganar el Balón de Oro

stop

Todo el mundo lo admira, pero nadie lo eleva a estrella mundial y este puede ser su verano

Leo Messi celebra junto a su hijo Thiago la conquista de la Copa del Rey | EFE

26 de mayo de 2016 (18:52 CET)

La lucha por el Balón de Oro es cosa de dos en los últimos tiempos. Desde el año 2010, cuando el galardón fue a parar a manos de Leo Messi, seguido por Andrés Iniesta y Xavi Hernández, no se ha dado ningún podio donde el primero y el segundo –el orden de los factores no altera el producto– no hayan sido el propio Messi y Cristiano Ronaldo. Este año, con la gran temporada de Luis Suárez, puede ser distinto. Aunque si su reciente lesión le aparta de la Copa América se le pueden complicar las cosas al efectivo delantero uruguayo del Barça.

Hay otro nombre que no suena tanto en las quinielas. Es un futbolista que pasa todavía desapercibido entre la gran élite del fútbol mundial, pero que ha hecho olvidar a jugadores como el Kun Agüero, Radamel Falcao o Diego Costa. De tamaño pequeño, pero enorme categoría. Rápido, inteligente y goleador. De nacionalidad francesa. Es fácil: se llama Antoine Griezmann. Es el jugador llamado a marcar las diferencias a favor del Atlético en la final de Milán y el delantero que debe guiar a la selección francesa a la conquista de la Eurocopa el 10 de julio.

Todavía falta mucho para que eso ocurra, y en fútbol liderar gestas semejantes son palabras mayores: están al alcance de muy pocos. Pero Griezmann es uno de esos jugadores que transmite tener ese algo más necesario para triunfar. No en vano, lideró la eliminación del todopoderoso Barça con dos goles en el Calderón que eclipsaron a Messi, Neymar y Luis Suárez (2-0). También anotó el gol que supuso tumbar al Bayern, a pesar de caer en el Allianz Arena (2-1).

Los cuatro candidatos

En estos momentos Griezmann es el tapado. Messi siempre está ahí: una Liga y una Copa donde el Barça sufrió para ganar con dos asistencias de gol suyas. Influirá su actuación en la Copa América Centenario. Luis Suárez es el Pichichi y Bota de Oro del año, además de ganador también del doblete, pero peligra para la Copa América. Cristiano Ronaldo, máximo goleador de la Champions –ya le saca 10 goles de ventaja a Messi–, debe lucirse en la final, como Griezmann. En la Eurocopa, en cambio, Portugal tiene muchas menos probabilidades de ganar que Francia.   

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad