Sara y su sueño frustrado| EFE

El sueño prohibido de Sara Carbonero que deja a Iker Casillas en ridículo

stop

La influencer deja por los suelos a su pareja en busca de cumplir sus deseos

11 de noviembre de 2017 (20:26 CET)

Para algunos es más fácil cumplir los sueños que para otros. En el caso de Sara Carbonero, el éxito que le ha dado su profesión unido al matrimonio con Iker Casillas, hace que cualquier cosa que quiera o se proponga lo pueda conseguir.

Casi cualquier cosa, mejor dicho. Y es que hay un sueño que, de momento, Sara no podrá ver realizado.

A pocos meses de que la pareja abandone Oporto, Sara e Iker están pensando ya en cuál será su próximo destino. Son muchas las posibilidades que tienen pero hay una, el sueño de Sara, que no se va a realizar: vivir en Londres.

Y es que a Carbonero siempre la ha gustado mucho la capital británica. Tanto es así que se había planteado muchas veces poder vivir allí, pero como su destino va unido al destino de su pareja, parece ser que no va ser posible. Y mira que lo han intentado.

A Casillas se le acaba este próximo verano su contrato con el Porto y su representante ya está llamando a media Europa ofreciendo los servicios del portero. Uno de esos muchos lugares donde se están moviendo los hilos en el Londres, donde el portero se habría ofrecido a jugar en el Arsenal, Chelsea y Tottenham.

Pero, pese a que las pretensiones económicas que pedía Iker rozaban casi lo ridículo, ninguno de los grandes clubes londinenses lo quieren. La edad y el bajo rendimiento de los últimos años son dos motivos suficientes para descartarlo.

Y con este descarte se desvanece el sueño de Sara de vivir en la ‘City’. Eso sí, las otras opciones no son nada malas.

Un amigo al rescate

Y es que donde sí que tiene cartel el ex del Real Madrid es en la MLS, la liga de fútbol profesional de Estados Unidos. Varios equipos se han interesado por él, entre ellos los equipos de Nueva York, donde juega su gran amigo David Villa, Los Ángeles o Miami.

Precisamente es en Miami donde otro gran amigo de Iker no juega sino que manda. Se trata de David Beckham. El que fue en su día compañero de Casillas en el Real, es el propietario del equipo de futbol de la ciudad y, según parece, ya habría contactado con el guardameta español para ficharlo.

Tres opciones -Nueva York, Los Ángeles y Miami- que, si bien no cumplen los deseos de Sara, seguro que con el tiempo acaban acogiendo de la mejor manera a la pareja.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad