El regreso de Sara Carbonero desata una guerra en Telecinco 

stop

El futuro incierto del clan Casillas-Carbonero

Telecinco pone un ultimátum a Sara Carbonero | EFE

06 de abril de 2017 (14:20 CET)

¿En la puerta de entrada? El próximo verano, se cumplirán dos años de la salida de Sara Carbonero como chica de los Deportes de Telecinco. Tras la marcha de Iker Casillas del Real Madrid, la toledana dejó atrás su sillón privilegiado en los Informativos para luchar por su familia.

El resultado no deja lugar a dudas. Un año y medio más tarde, a Sara le ha sonreído la gran apuesta por la que pujó. El clan Casillas-Carbonero ha ampliado la familia, con la llegada del pequeño Lucas, y los dos protagonistas han pasado por el altar.

Dos hechos clave que evidencian el buen momento por el que la toledana y el guardameta español atraviesan. Y es que tal como la propia presentadora explicó la pasada semana, la situación de estar los cuatro en Oporto –sin sus allegados más directos- ha servido para que se unan más entre ellos.

Un cambio de papeles muy favorecedor

La de Corral de Almaguer está centrada en la educación de sus dos hijos. Cierto es que siempre que puede se escapa a Madrid para visitar a sus familiares y trabajar, aunque la realidad es que en su día a día, Sara está volcada en su papel como madre.

Reconvertida en icono de la moda, Carbonero ha abierto la puerta a proyectos que le permiten conciliar el rol familiar con las exigencias laborales. La toledana está al frente de Slow Love –junto a Isabel Jiménez y Mayris-, escribe en su blog Cuando nadie me ve y cede su imagen a varias firmas exclusivas.

Aun así, Sara nunca ha cerrado la puerta a regresar a la pequeña pantalla. De hecho, ya lo intentó el pasado verano como presentadora de Quiero Ser, pero el resultado no fue el esperado. La incompatibilidad de agenda cerró la puerta a que pudiese estar al frente de la segunda temporada del reality.

Los informativos, su punto fuerte

Tanto la propia Carbonero como Iker han mostrado el interés de la morena de regresar a su profesión de siempre: ser presentadora. La toledana se siente muy a gusto y cómoda con los Informativos, por lo que a priori su idea es regresar.

La de Corral de Almaguer sigue teniendo en firme la excedencia. Ahora bien, la realidad es que el tiempo corre y la cuenta atrás se ha activado. Cuando salió era un hecho que Sara iba a regresar, ahora ya se empieza a dudar. No se sabe.

Sin embargo, entre bambalinas el runrún del posible regreso de Carbonero en un momento u otro no cesan. En su momento, Telecinco supo premiar bien la popularidad y el gancho de la televisiva.

En su última época en Mediaset, la presentadora cobraba cobrar 300.000 euros al año. O lo que es lo mismo, unos 1.000 euros al día.

Este salario desató las envidias en la cadena. Muchas voces críticas tachaban que por su cara bonita y por ser la novia de Casillas, la remuneración era muy alta.

Ahora bien, con el paso de los años, Sara calló bocas. Demostró que es toda una profesional y que antepone todo al dinero.

En este caso, el posible regreso en el tintero de Carbonero vuelve a encender la llama. ¿Volvería la toledana cobrando lo mismo? ¿Tiene su asiento guardado? Cada vez son más los que aseguran que su tiempo en Telecinco ha pasado. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad