El problema médico que obliga a Shakira a pasar revisiones mensuales en esta clínica privada de Barcelona

La cantante colombiana y sus visitas al hospital

Fotografía: El problema médico que obliga a Shakira a pasar revisiones mensuales en esta clínica privada de Barcelona
Fotografía: El problema médico que obliga a Shakira a pasar revisiones mensuales en esta clínica privada de Barcelona

Los seguidores de Shakira saben muy bien que, hace un par de años, la cantante colombiana estuvo a punto de poner fin a su carrera. Cuando faltaban apenas unas semanas para que su gira El Dorado World Tour arrancara, la pareja de Gerard Piqué comunicó que sufría una hemorragia en sus cuerdas vocales y que no podía seguir adelante con la gira.

Obviamente la de Barranquilla se puso en manos de los mejores especialistas. Algunos de ellos le recomendaron someterse a varias operaciones, pero finalmente Shakira optó por un tratamiento más conservador por el miedo a que la operación no fuera exitosa.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Shakira (@shakira) el

Tiempo después la colombiana apuntó que había sido muy duro y que vivió esa época con mucha frustración: “Fueron los meses más duros de mi vida. Muchas veces me preguntaba por qué estaba pasando por tantos obstáculos. Había días en los que no tenía ganas de levantarme. Nunca pensé que podría llegar a perder mi voz. Pensé que llegaría a perder muchas otras cosas en la vida, pero nunca mi voz. Cuando me encontré en esa situación, fueron los días más difíciles”.

El problema de Shakira

Por suerte, el problema fue a menos y la cantante pudo realizar la gira con éxito. En la gran mayoría de conciertos su voz la respetó, pero también hubo varios en los que muchos de los presentes apuntaron resignados que la barranquillera había tenido que tirar de playback para poder continuar.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Momentos imborrables de esta noche en Madrid! Shak

Una publicación compartida de Shakira (@shakira) el

Por otro lado, durante la gira se hizo también muy habitual que Shakira dejara que fuera el público quien entonar buena parte de as canciones. Una señal inequívoca de que, por mucho que la hemorragia hubieses quedado atrás, su voz no estaba al cien por cien.

Y es algo que parece que continúa siendo así. Tal y como apuntan desde el entorno de la artista, Shakira tiene que someterse de forma mensual a revisiones en la clínica Teknon, una de las mejores de Barcelona.

El problema sigue estando ahí y la pareja de Piqué, por muy agradecida que esté de poder al menos seguir subiéndose a los escenarios (su actuación junto a Jennifer López en la Superbowl fue un éxito), sabe que es algo que cuidarse y revisarse de forma periódica.