El portazo más bestia de Mourinho a un jugador del Real Madrid ("Aquí no lo quiero")

stop

El entrenador del Manchester United manda un ultimátum a Florentino Pérez

Así podrás ver la final de la Europa League entre el Manchester United y el Ajax de Ámsterdam | EFE

29 de abril de 2017 (13:10 CET)

José Mourinho y Florentino Pérez siempre han mantenido una cordial relación. Desde que el presidente fichó al entrenador para manejar el banquillo del Real Madrid hasta que escenificaron aquella salida pactada que no era más que un despido encubierto.

Desde entonces siguen hablando de vez en cuando. Ambos están metidos en dos de los clubes más ricos del mundo y se respetan.

El problema viene cuando hay intereses comunes. O, peor aún, cuando uno quiere algo que es del otro. Dígase, por ejemplo, David de Gea.

El portero madrileño, indiscutible en el Manchester United y en la selección española, es un deseo prohibido de Florentino desde hace años. Una operación galáctica que estuvo a punto de cuajar en verano de 2015, pero un fax con retraso lo impidió.

Realmente, el artífice de todo aquel montaje fue Louis van Gaal, maestro y antecesor de Mourinho en el banquillo de los red devils. Han pasado casi dos años.

Tiempo suficiente, según estima Florentino Pérez, para dar un golpe sobre la mesa. El dirigente cuenta con el aval de Zinedine Zidane. El Madrid necesita un portero de más nivel.

Keylor Navas ha protagonizado buenas actuaciones este curso, pero está lejos de lo que el presidente y el entrenador quieren para el Madrid. Hace falta alguien con más galones.

Mou no quiere a Keylor

El de Costa Rica ha fallado en muchos partidos este curso. Ha cantado tanto, que se han disipado las dudas: David de Gea es el elegido. El portero también está por la labor.

Pero Mourinho se opone. El técnico portugués no quiere dejar escapar a uno de sus mayores valores en el equipo. Y menos si le intentan colar a Navas como moneda de cambio.

"Aquí no lo quiero", confesó recientemente Mou. Y es que el luso siempre prefirió portero de envergadura, como Diego López en su momento.

Navas, como también ocurría con Iker Casillas, simboliza un guardameta más ágil pero menos poderoso en las alturas. No es el estilo de Mou y no tendrá sitio en el United.

Florentino, la jugada se vuelve a complicar.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad