El pacto secreto de Piqué con Shakira que corre por Barcelona

El acuerdo no escrito entre el central del Barça y la cantante colombiana

Fotografía: El pacto secreto de Piqué con Shakira que corre por Barcelona
Fotografía: El pacto secreto de Piqué con Shakira que corre por Barcelona

Mejorando. La colombiana Shakira está recuperándose de los problemas en las voz que le han obligado a suspender la gira El Dorado World Tour. Según las informaciones consultadas, la cantante sufrió una pequeña hemorragia en las cuerdas vocales y los médicos le recomendaron reposo absoluto hasta ponerse del todo bien antes de regresar a los escenarios.

Los bolos debían empezar el pasado 8 de noviembre. Pero dos días antes la pareja de Gerard Piqué anunció la inauguración de las actuaciones. Días después canceló cuatro conciertos más antes de terminar cancelando la gira al completo hasta nuevo aviso.

Casi nada se ha sabido de la cantante desde entonces. Ni siquiera en las redes sociales, donde la de Barranquilla es una de las más populares y seguidas. Y es que la sudamericana se ha tomado al pie de la letra el “reposo absoluto” que le han recomendado los médicos.

Pero el silencio de la artista no viene solo de las palabras de los especialistas. De hecho, tal y como adelantó Diario Gol, este silencio es producto del pacto no escrito al que llegó la ‘cafetera’ con Piqué antes de iniciar la retahíla de conciertos.

La crisis en la pareja dura desde hace meses y ambos habrían acordado hace unas semanas mantener silencio alrededor de la situación sentimental que les afecta.

El central del Barça y la colombiana decidieron mantener las apariencias de puertas para afuera.

A la espera

El motivo principal son los pequeños Milan y Sasha, a los que han querido mantener al margen de sus problemas. Sobre todo ante la cercanía de la gira de la cantante que la iba a mantener fuera del domicilio familiar durante más de seis meses.

Desde el entorno de la familia Piqué-Mebarack apuntaron que la pareja habría decidido esperar para comprobar si la distancia arreglaba la situación entre ambos antes de confirmar públicamente su ruptura. Y es que los dos sabían que de hacerlo antes de la gira serían la comidilla de todos los medios de comunicación y no habría marcha atrás.

Además, solo sería echar más leña a un fuego que arde desde hace semanas con la aparición del nombre de la cantante en los Paradise Papers y que la tienen en el punto de mira de la justicia