Sara Carbonero | EFE

El nuevo problema que Sara Carbonero tapa: la situación de Iker Casillas empeora

stop

La toledana recibe una mala noticia

10 de junio de 2020 (13:50 CET)

Iker Casillas tiene cada vez más claro que no podrá volver a jugar en el fútbol de élite. El jugador sufrió un infarto hace poco más de un año y tuvo que alejarse de los terrenos de juego. Desde el Oporto incluso le ofrecieron un cargo en la directiva, ejerciendo de enlace entre esta y el vestuario.

Pero pocos meses después Iker empezó a prepararse para regresar a los terrenos de juego. El meta se propuso volver al fútbol de alto nivel. Y de hecho, en marzo iba a someterse a una serie de pruebas médicas que determinarían si podía regresar.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Supongo que el esfuerzo te llevará a tener alguna recompensa. #8mesesy24días #felizviernesatodos ✌️

Una publicación compartida de Iker Casillas (@ikercasillas) el

Pero con el paso del tiempo los expertos recomendaban cada vez más a Casillas olvidarse del asunto. Y menos tras la pandemia del coronavirus, que le ha tenido sin poder ejercitarse como debería y que no le permitirá volver a jugar hasta la temporada que viene, cuando Iker tenga un año más y los riesgos se acentúen. Por eso decidió trazarse otros caminos.

El Iker Casillas empresario

Por ejemplo, el esposo de Sara Carbonero se ha convertido en nuevo embajador de la Organización Mundial del Turismo representando al Turismo Sostenible. Mientras que ha destapado su faceta como empresario emprendedor, invirtiendo en la start-up Idoven, una organización que centra sus esfuerzos en detectar a distancia problemas cardíacos entre los deportistas.

Antes de ello, sin embargo, Casillas trazó otro plan. El de convertirse en presidente de la Real Federación Española de Fútbol, tal y como anunció él mismo en su cuenta de Instagram.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Sí, me presentaré a la Presidencia de la @somosrfef cuando se convoquen las elecciones. Juntos vamos a poner nuestra Federación a la altura del mejor fútbol del mundo: el de España. He informado de esta decisión al presidente de mi Club, el FC Porto, al que solo puedo expresar mi más profundo agradecimiento. Estamos trabajando con el máximo respeto y decisión en nuestra candidatura. Más de 23.000 electores nos esperan en unas elecciones justas y transparentes. 139 asambleístas decidirán. Gracias a todos y todas por el cariño que he recibido y recibo. Vuestro apoyo y vuestra fuerza me animan. ¡A por ello! #IkerCasillas2020

Una publicación compartida de Iker Casillas (@ikercasillas) el

Pero con el paso de las semanas, nada más se ha sabido de su candidatura. Y unos cuantos se preguntan qué ocurre con ella. Pero la respuesta no es nada buena.

Así está la candidatura de Casillas para la RFEF

Porque al margen de que su candidatura se ha ido enfriando y ha perdido fuelle, a Casillas no le gusta nada la presión que reciben los que se mueven alrededor de la RFEF, como padeció Fernando Morientes. Además, curiosamente no se conocen casos de que ningún presidente de la RFEF en activo ha sido derrotado en unas elecciones. Y sabe que la maquinaria no le permitirá ser presidente de la institución.

Una muy mala noticia para Sara Carbonero, que veía en esta opción la oportunidad de volver a Madrid, algo por lo que va loca desde hace tiempo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad