El nuevo escándalo que pone a Shakira en el punto de mira en Barcelona

stop

Las prácticas poco éticas de la mujer de Piqué disparan las críticas contra la colombiana

La foto íntima de De la Rúa a Shakira (y el recadito a Piqué) | EFE

24 de marzo de 2017 (19:31 CET)

Shakira se ha visto salpicada por una nueva marejada imparable. Un ola de polémicas ha desembocado en la cantante colombiana, duramente criticada. Asunto serio.

El compositor Carlos Luiz Guardia Salazar ha relatado una confesión inconfesable que deja en muy mal lugar a la mujer de Gerard Piqué. Negocios sucios.

Salazar asegura estar arrepentido de no haber aceptado una propuesta que la colombiana le hizo en 2003: cantar juntos la canción del compositor titulada Locos los tres.

Shakira proponía vender el tema como si lo hubiesen hecho juntos y repartir también el 50% de las ganancias. Algo que a Salazar le pareció muy injusto.

Salazar no era consciente de que, aunque Shakira se apropiase de su canción, iba a compartir con él su increíble tirón mediático: traducido en mucho dinero.

Es por ello que 14 años después, el compositor latino se sincera. Decepcionado porque su gran canción sigue todavía en el anonimato. Se quedó sin pegar el pelotazo.

Así lo cuenta

"En el año 2000 un baterista que trabajó para Shakira me la presentó y durante reuniones y pláticas supo que soy compositor y me pidió escuchar algunos temas. Le gustaron varios pero 'Locos, los tres' fue el que la motivó a pedirme que nos reuniéramos para hablar seriamente de negocios. Fue un sábado, en el mes de septiembre de 2003 cuando nos reunimos, y de forma directa y amable me dijo que grabaría mi tema con la condición de compartir las regalías en partes iguales. Por inmadurez de mi parte, decliné la oferta y lo lamento tanto, porque en mi andar como compositor no he conseguido que algún intérprete de la talla de Shakira me grabe una canción".

"Ahora caigo en mi falta de experiencia cuando ella habló de negocios conmigo, puesto que debí de aceptar sus condiciones. Muchos cantantes actualmente firman contratos para compartir las ganancias que genera un tema grabado, y a la mejor antes era mal vista esa práctica; pero muchos lo hacen. La misma Shakira es el ejemplo: lo realizó con Maluma, con Carlos Vives y con otros autores que aprovechan la popularidad del intérprete para que sus carreras permanezcan o sus temas sean populares. Ya no he tenido la oportunidad de platicar con Shakira, en un concierto me saludó, pero por desgracia ya no tengo contacto con ella".

Esto destapa una forma de hacer que pone en tela de juicio a Shakira. ¿Cuantos de sus éxitos son realmente suyos? ¿Hasta qué punto se aprovecha del talento de otros?

Aficionados incondicionales del Barça consideran que ese tipo de negocios no deberían ser propios de la mujer de un futuro aspirante a la presidencia del club.