El nuevo capricho millonario de Shakira en Barcelona (y el lío secreto de Piqué)

stop

La pareja prepara todo un 'pelotazo' inmobiliario 

El video que descubre la cara oculta de Shakira

14 de abril de 2017 (20:03 CET)

Shakira y Gerard Piqué están muy activos en los últimos días. Son el mejor ejemplo de que la vida de famoso es estresante. Un no parar.

Mientras Shakira compone canciones de broma para su amado y éste se sigue burlando del Real Madrid pese a los tropiezos sonados del Barça, ambos compaginan sus actividades empresariales y profesionales con las obras de una casa. La futura vivienda de los padres de la cantante, que se quieren mudar a Barcelona.

Se trata de un superchalet ubicado en una parcela de 4.000 metros cuadrados colindante a la suya. Está ubicado en la zona residencial Ciudad Diagonal, en Pedralbes, uno de los barrios más lujosos de Barcelona.

El defensa del Barça la compró hace ya tres años (en 2014) con nocturnidad y alevosía –en secreto total– por 900.000 euros para evitar que los vecinos que construyeran allí pudieran interferir en las impresionantes vistas que el matrimonio tiene de Barcelona, según narra Vanitatis.

La decisión de los padres de la cantante de mudarse más cerca de su familia prendió la mecha para que los Piqué decidieran dar el paso de encargar la construcción de este espectacular palacete (más grande aún que su propia vivienda) ubicado a pocas manzanas del que tuvieron en su día los duques de Palma, salpicados por el escándalo del 'Caso Nóos'.

El palacete, que guardará una estética semejante a la casa de la pareja, comenzó a construirse a finales de 2016 y debería ver la luz antes de este verano. La casa se encuentra ahora mismo en la segunda y última fase de su edificación.

La empresa encargada del proyecto, Bosch Pascual, con Mireia Admeller al frente, su arquitecta de confianza que también diseñó su casa de Barcelona y la que tienen en el Pirineo Catalán está manos a la obra.

"Los desniveles del terreno pueden ralentizar las labores de construcción y siempre suele haber contratiempos de cientos de tipos que pueden retrasar la fecha de entrega de estas casas hechas tan a gusto del dueño", explican en Vanitatis.

El palacete se convertirá en una de las casas más impresionantes de la lujosa zona en la que se encuentra. Más grande que el ahora ocupan Shakira y Piqué.

La vivienda se repartirá en tres plantas de 100 metros cuadrados cada una, más una dedicada exclusivamente al garaje y al área del servicio (cuarto de lavandería y plancha, dormitorio con aseo...).

Con un diseño moderno, funcional, muy abierto para disfrutar desde casi cada rincón de la casa de las vistas y muy sofisticado, este super chalet de casi 500 metros cuadrados construidos, contará además con dos impresionantes terrazas y un jardín natural que conectará ambas viviendas, sobre todo pensando en la comida de los dos pequeños Milan y Sasha.