El negocio de Piqué con el escudo de España

stop

El precio del central catalán para jugar con la selección

Gerard Piqué, durante un partido de la selección española | EFE

12 de junio de 2016 (18:03 CET)

Gerard Piqué sigue levantando pasiones entre los seguidores de la Roja. El central azulgrana no convence a los fans de la selección española y es pitado en los partidos que se juegan en casa. Aun así, el catalán ni se inmuta y sigue con sus declaraciones y tuits polémicos. Se entrega dentro del campo pero genera mucha especulación fuera del terreno de juego.

Las últimas declaraciones llegan por medio de L'Equipe Magazine. Piqué, concentrado con la selección en Francia, ha querido calmar los ánimos pocas horas antes de empezar la Eurocopa: "Jamás haré política. Es un honor jugar con España". Aun así, el central ha dejado en sus declaraciones su sello de identidad defendiendo que "el Barcelona es un símbolo de la región. Cuando Pep Guardiola llegó al banquillo del Barça nos encontramos con una racha de éxitos sin precedentes. La Roja se benefició de ello".

¿Corazón o negocio?

Unas declaraciones que, sinceras o no, muestran la motivación de Piqué en su selección. Pero, ¿está el futbolista involucrado de corazón o son meros intereses económicos?

Ser uno de los futbolistas seleccionados es un auténtico negocio. Ser internacional eleva el caché de un futbolista. Además, el interés de los grandes patrocinadores se multiplica (especialmente de reconocidas marcas deportivas como Nike y Adidas). Por ello jugar con España aumenta el valor del jugador en el mercado.

En definitiva, dar un beso al escudo o respetar un himno se convierte en un gran negocio. Se trata de una fuente de ingresos adicional para aquellos futbolistas que viajan con sus selecciones. Piqué remueve el país con sus declaraciones, pero a la hora de la verdad también se sube al carro. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad