Sara Carbonero EFE

El informe médico (y la foto) que “tiene a Sara Carbonero muy preocupada”

stop

La esposa de Iker Casillas está en alerta

17 de octubre de 2019 (11:05 CET)

Sara Carbonero colgó una publicación en su cuenta de Instagram que ha alertado a muchos de sus seguidores. La colaboradora de Deportes Cuatro subió una instantánea en la que posa de perfil y se la ve divina. Una instantánea que ha alegrado a sus seguidores. Que Sara se manifieste en la red siempre es motivo de celebración entre sus fans. Pero es una foto que, como señalan en la red, “pertenece al pasado”. Y la preocupación se ha instalado entre sus followers.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Un poquito de color para este miércoles tan gris . #tb #alsurdelsur #buenosrecuerdos #pensandoenti

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

En este sentido, la mayoría de los post que Sara ha colgado en los últimos meses vienen acompañados de fotos de paisajes o instantáneas del pasado. Y en las que son actuales se la ve de lejos. Y los detalles no pasan desapercibidos a sus seguidores, que no esconden su preocupación y que no dejan de mandarle mensajes de ánimo. “Lucha Sara, “Fuerza” o “Sé fuerte”, le escriben en la red.

Sara Carbonero, en alerta

Sin embargo, algo ha ocurrido en las últimas horas que  ha hecho que la “preocupada” ahora sea la propia Sara. Y el asunto tiene que ver con Iker Casillas.

El portero de 38 años sigue recuperándose del infarto que padeció en mayo. Un  percance tras el cual los especialistas le recomendaron que se alejara de los terrenos de juego.

Casillas aceptó hacer una pausa en su carrera. Ocupó el cargo en el staff que le ofrecieron los responsables del Oporto. Pero se resiste a colgar las botas (y los guantes). Iker tiene la esperanza de volver a jugar algún día.

El informe médico que preocupa a Sara Carbonero

De hecho, en septiembre declaró que esperaría hasta marzo antes de tomar la decisión definitiva. Los médicos harán entonces una valoración y elaborarán un informe en el que determinarán si puede volver a jugar o no.

Un informe que, como señalan en su entorno, “tiene a “Sara Carbonero muy preocupada”. Sobre todo después de la foto que colgó Iker esta semana en las redes sociales, en la que se le veía ejercitándose, y que venía acompañara del mensaje “trabajo en progreso”. Y es que la toledana no quiere que vuelva a jugar. Al menos en el fútbol de alto nivel.

Carbonero no quiere ni pensar en que si vuelve a vestirse de corto pueda sufrir alguna otra dolencia. Además, considera que habrán pasado demasiados días desde que el pasado 26 de abril disputó su último partido, y opina que volver a los terrenos de juego sería poner en riesgo su salud de forma innecesaria.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad