La pareja española no se pone de acuerdo | EFE

El gran negocio de Iker Casillas y Sara Carbonero cae en picado

stop

La empresa sobre la que se sustentan los ingresos de la pareja cierra en números rojos

26 de octubre de 2017 (18:34 CET)

Iker Casillas ha vuelto al epicentro del foco mediático. Los rumores que sitúan al portero español fuera del Oporto en un futuro inminente se han disparado.

La situación no es fácil para el meta mostoleño. Lleva tres partidos –uno de Champions– consecutivos sentado en el banquillo debido a una “decisión técnica” del entrenador, Sergio Conceiçao.

Las informaciones publicadas por diversos medios de comunicación han irritado al ex capitán del Real Madrid. Hasta el punto que ha bajado a la arena y se ha enfangado a base de comentarios irónicos para intentar desprestigiar a la prensa, portuguesa y españoles, que hablaba sobre él.

Si bien no es un momento fácil para Casillas en lo deportivo, Diario Gol ha podido constatar que todavía lo es menos a nivel económico. Los negocios del portero caen en picado.

De seguir así, es posible que la economía de Iker Casillas y Sara Carbonero se vea sensiblemente resentida a medio plazo. Los números hablan por sí solos.

La principal empresa del cancerbero, Ikerca SL, ha registrado la mayor caída de ventas de los últimos años. El batacazo es de época y remontar dependerá de la capacidad que la pareja tenga para generar nuevos ingresos. Aspecto que podría complicarse cuando Casillas deje el fútbol profesional.

Ikerca cierra 2016 en -116.000 euros

La compañía cerró el ejercicio 2016 con unos ingresos ligeramente superiores a los 490.000 euros. Cifra muy alejada de los 2,9 millones de 2015 y, todavía mucho más, de los 4,2 millones facturados durante el curso 2014.

Ikerca, una sociedad cuyo objeto social es “la coordinación y explotación de derechos de imagen, su publicidad y transmisión de los mismos”, cerró el pasado año en números rojos.

Las pérdidas cuantificadas en la documentación a la que ha tenido acceso Diario Gol ascienden a más de 116.000 euros negativos. Peccata minuta, posiblemente, para el portero.

Lo cierto es que, pese a esta debacle numérica, por ahora no parece peligrar la estabilidad de la sociedad. Toda vez que salvaguarda un patrimonio neto de 12,4 millones de euros.

Más elevados son sus activos –corrientes y no corrientes–, que ascienden a casi 23 millones de euros. Sin embargo, también la deuda de Ikerca es elevada: 10,5 millones.

Casillas World, el contrapunto

No le va tan mal a la otra sociedad que Casillas tiene formalmente inscrita en España: Casillas World SL. En este caso las cifras van al alza.

En 2016, Casillas World cerró con un resultado positivo próximo a los 650.000 euros. Pese a los casi dos millones de gastos de explotación y los 72.000 euros destinados al personal laboral.

Los ingresos de la compañía fueron más elevados: la cifra neta de negocios asciende a 2,3 millones de euros, según los informes consultados. Y el patrimonio neto supera el millón de euros.