¡El fichaje del verano! Pep Guardiola llama a Iker Casillas

stop

El técnico del Manchester City ha contactado con el portero español

Iker Casillas, resignado en el Oporto

23 de julio de 2016 (19:00 CET)

Pep Guardiola busca portero y el entrenador del Manchester City sondea el fichaje de Iker Casillas. La operación se encuentra en una fase inicial. El técnico de Santpedor apretará por el actual portero del Oporto si encalla con Claudio Bravo, a quien el FC Barcelona ha tasado en unos 20 millones de euros.

La gran operación del verano se está cociendo estos días. Guardiola quiere un portero de experiencia para el City. Su primera opción es Bravo (33 años), pero el técnico sabe que el Barça no facilitará su salida. Y mucho menos para reforzar a un rival directo en la Champions.

La segunda opción de Guardiola es Casillas, portero al que Pep coloca entre los mejores del mercado. El entrenador del City sabe que Iker quiere irse de Oporto después de un primer año con demasiados grises. Una persona próxima al ex técnico del Barça ya ha sondeado al guardameta de Móstoles que intentó menter la cabeza en la Premier League el pasado verano. En aquel entonces, las negociaciones con el Arsenal no llegaron a buen puerto por las altas exigencias económicas de un Iker que prefirió un retiro dorado en Portugal a luchar con un grande por objetivos. 

El Manchester City, según ha podido saber GOL, nunca ofrecería más de 10 millones de euros al Oporto por Casillas. Iker -problema- debería rebajar su caché, algo a lo que el de Móstoles se niega aunque esta rebaja inicial podría verse compensada con el posterior salto al New York City FC de la MLS, propiedad del club de Manchester.

Y es que Iker tiene en su psique colgar los guantes en EEUU, en concreto en Los Ángeles Galaxy, de David Beckham, el club favorito para la familia Casillas/Carbonero para iniciar una nueva vida en América. Guardiola, no obstante, preferiría pagar el doble por Claudio Bravo antes que activar la opción Iker. El verano es largo y en el Etihad Stadium hablan, además, de una tercera vía: un tapado que podría cambiar el escenario actual. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad