El escandaloso sueldo de Sara Carbonero en Telecinco desata una guerra de celos

stop

Las cifras que alcanzó la esposa de Iker Casillas

La cara bonita que manda para casa a Sara Carbonero

14 de febrero de 2017 (16:49 CET)

La gran diva. Desde que en 2009 Sara Carbonero aterrizó en Telecinco, la televisiva fue tratada como una auténtica reina.

Presentadora de los Deportes, la toledana era la gran joya de la corona de Mediaset. Todo lo que tocaba se hacía oro.

Por su peculiar belleza y su elegancia, la de Corral de Almaguer era una de las caras bonitas más preciadas.

Además, la joven no venía sola. En la mochila llevaba un valor añadido más que codiciado: era la pareja del gran Iker Casillas.

Y es que para Telecinco, Sara era una mina de hacer dinero. La audiencia la reclamaba y su caché se disparó.

El momento de máximo esplendor

Todo este telón de fondo se magnificó con el sonado beso en la celebración del Mundial de Sudáfrica. En un arrebato de pasión, el capitán de la Roja le plantó un besazo a la reportera. Increíble.

Ante esta situación, tanto los protagonistas como la cadena se llenaron los bolsillos. Un negocio en toda regla. Las marcas reclamaban a la pareja, el público se volvía loco. Generaban una expectación máxima.

Telecinco supo premiar bien esta popularidad de Sara. De la noche a la mañana, la presentadora pasó a cobrar 300.000 euros al año. O lo que es lo mismo, unos 1.000 euros al día.

Las reacciones al sueldo millonario de Sara

Un sueldo que desató las envidias en la cadena. Por su cara bonita y por ser la novia de Casillas, la remuneración era muy alta. No tenía ningún desperdicio.

Ahora bien, con el paso de los años, Sara calló bocas. Demostró que es toda una profesional y que antepone todo al dinero. Hace un año y medio, la presentadora dejó su acomodado lugar de trabajo para marcharse a Oporto junto a su querido.

Las cosas le han sonreído. La toledana ha pasado por el altar, tiene dos pequeños y están más enamorados que nunca. Todo un acierto.