Sara Carbonero | EFE

El escándalo económico que Sara Carbonero tapa (y está detrás de su vuelta a Telecinco)

stop

El motivo que lleva a la pareja de Iker Casillas a querer regresar a Mediaset

07 de febrero de 2019 (12:39 CET)

De vuelta. Saltó esta semana la noticia de que Sara Carbonero tenía intenciones de regresar a Mediaset a corto plazo. Así lo publicó la revista Lecturas.

La pareja de Iker Casillas se marchó a Oporto cuando el portero abandonó el Real Madrid para irse al conjunto portugués. Entonces Carbonero pidió una excedencia en Telecinco, donde estaba en la sección de deportes.

Esta excedencia se le terminaba a Sara en el 2017, pero ella misma confirmó en un acto público que la había ampliado hasta este año.

Pero según la información, no tendría intenciones de alargarla más allá. Cabe decir que según las leyes laborales españolas la influencer no podría ampliarla. Al menos de forma oficial. La otra opción es que Mediaset le guarde el puesto para el futuro.

Sara quiere volver, pero con condiciones

Sea como sea, reveló Lecturas que la esposa de Casillas habría puesto un par de condiciones a la empresa de comunicación. Una pasa por cambiar Telecinco por Deportes Cuatro. Cabe decir que el espacio de Cuatro es el más potente de Mediaset en la parcela deportiva, pues la sección de deportes de los informativos de T5 no duran más de tres o cuatro minutos.

La segunda condición que habría puesto Carbonero es que quiere trabajar desde Oporto, la ciudad donde reside actualmente.

Sea como sea, muchos se preguntan los motivos que habría llevado a Sara a querer volver a la pequeña pantalla. La respuesta exacta se desconoce. Ni ella ni Mediaset han hecho declaraciones acerca de su regreso. Sin embargo, uno de los motivos podría ser el mal momento que atraviesa Slow Love.

Resultado de imagen de slow love

Slow Love se va a pique

Se trata del proyecto que Carbonero puso en marcha junto a Isabel Jiménez y Mayra del Pilar en el 2015. Concretamente, consiste en una página web en la que venden prendas de ropa de diferentes firmas. Un negocio que, al parecer por lo que publica Vanitatis, no le va demasiado bien.

En su primer año de vida, como suele ser normal, la empresa registró pérdidas. El segundo curso, en cambio, fue bastante mejor. Logró unos beneficios de 34.738 euros, según el Registro Mercantil.

Sin embargo, en su tercer año este crecimiento no se materializó. Slow Love registró 28.936 euros negativos.

Cabe decir que el portal web es uno de los más valorados por los consumidores y también por otras influencers. Sin embargo, parece que las buenas palabras no se transforman en visitas y ventas. Y de ahí que Sara esté buscando volver a la televisión.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad