El ejército de enemigos que espera a Pep Guardiola en Manchester

stop

El ex entrenador del Barça se reencontrará con muchos viejos conocidos en su nueva ciudad

Pep Guardiola, en la previa entre el Bayern y el Benfica | EFE

26 de mayo de 2016 (20:40 CET)

Ni hecho aposta. Pep Guardiola dejará la tranquilidad de la Bundesliga alemana para volver a estar en el centro de un torbellino de polémicas en Manchester. Teniendo en cuenta el ejército de enemigos que allí le esperarán, será difícil que escape a todas. Se acabó la paz.

En su nueva ciudad, Guardiola tendrá que convivir con su más feroz enemigo en el mundo del fútbol, José Mourinho, con quien tuvo una fuerte rivalidad en la Liga española. Mientras Pep entrenaba al Barça y Mou al Real Madrid saltaron las chispas. Su enfrentamiento, sobre todo en las semifinales de la Champions, dio la vuelta al mundo. Ahora, vivirán en la misma ciudad.

Pero Mou no será el único. El primer movimiento mortífero que ha provocado el entrenador portugués consiste en la incorporación de Zlatan Ibrahimovic a la plantilla del Manchester United. Todavía no es oficial, porque ni siquiera es oficial su nombramiento –a expensas de resolver una polémica cláusula que vincula la marca José Mourinho al Chelsea–, pero ya es vox populi.

Ibrahimovic y Mourinho, de vecinos

Más allá de tener a Ibra –con quien Pep también tuvo muchos problemas y rifirrafes posteriores– y a Mou en el equipo vecino, Guardiola deberá lidiar con la problemática que comporta reconstruir la plantilla del Manchester City. Su actual entrenador, Manuel Pellegrini, ya dejó claro cuánto le molestaba que se hubiese hecho oficial el fichaje de Guardiola con tanta antelación.

Sin embargo, el principal escollo con el que Pep tendrá que lidiar en el City es Touré Yaya. El costamarfileño no le perdona lo que ocurrió en el Barça y ya ha dado a entender que dejará el club antes de volver a coincidir en el mismo vestuario con Guardiola. Un problema menos, si se va de entrada, pero cuidado con el poso que deje de comentarios negativos hacia el técnico entre los componentes del vestuario, donde habrá muchas bajas.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad