El crack del PSG que se ofrece a Florentino Pérez harto de Neymar (y no es Cavani)

stop

Las cosas se empiezan a poner feas en el club parisino

24 de septiembre de 2017 (14:40 CET)

Neymar da Silva aterrizó en el PSG con todos los honores. Como si fuese el mejor jugador del mundo. Los 222 millones de euros que pagaron por él bien le hacían ser un fichaje muy especial.

El más caro de la historia, y con diferencia. El segundo más caro se cerrará el próximo verano y también pertenecerá al club parisino: Kylian Mbappé, a cambio de 180 millones.

El PSG busca con estas contrataciones convertirse en el nuevo referente del fútbol mundial. Quiere conseguir la Champions, un título que todavía no está en las vitrinas del Parque de los Príncipes.

Sin embargo, la construcción del mejor equipo del mundo no es solo una cuestión de dinero. Además hace falta hacer congeniar a la constelación de estrellas que ha ido a parar al vestuario.

La sintonía entre Neymar y Mbappé será clave, aunque ambos podrían terminar compitiendo por ser el gallo del gallinero. Una pelea que, de momento, la mantienen Cavani y el propio Neymar.

Hasta el punto de que Unai Emery ha decidido que los lanzamientos de penaltis serán alternados entre ambos jugadores. El técnico también reconoció que la discusión existió.

Draxler busca una salida como loco

Sin embargo, hay otros jugadores en el PSG hartos de Neymar. Posiblemente influya el hecho de que el brasileño cobra tres millones de euros al mes: 37 millones anuales.

Pero a parte de Cavani, el que más molesto está es Julian Draxler. El delantero alemán se ha quedado sin hueco en el equipo desde el aterrizaje de Neymar y busca una salida como loco.

Draxler podría marchar en el mercado de invierno. De hecho, el futbolista ya se ha ofrecido al Real Madrid de Florentino Pérez, entre otros equipos. Aunque encajaría mejor en el Barça.

Del mismo modo que Ángel di María, otro de los jugadores damnificados con los fichajes de Neymar y Mbappé. El Fideo sonó para el club azulgrana en verano, pero no se concretó. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad