Shakira| EFE

“El conejito de Shakira”: la foto que arrasa Instagram (y que Kim Kardashian ni Jennifer López se harían)

stop

Las redes sociales se vuelven locas con la foto de la colombiana

28 de enero de 2019 (17:00 CET)

Shakira ha sorprendido en las redes sociales con unas fotos que pocos imaginaban. La colombiana aprovecha su perfil de Instagram para deleitarnos con imágenes de sus conciertos, de eventos o anécdotas con su pareja o sus hijos.

El lado más "animal" de Shakira

Lo que no conocíamos es su gran afición por los animales. En esta ocasión, sus seguidores han podido verla con algunos, unos más salvajes que otros. Una recopilación de nueve instantáneas compartiendo momentos con perros, orcas, caballos y, hasta, un conejo. ¡A cuál más tierna!

La ‘cafetera’ es una apasionada de los animales. En esa recopilación de nueve fotos, en dos aparece con un caballo. En una de ellas, es una más dándole de comer al equino con una carretilla. En la otra, le acaricia con dulzura.

En otras dos, posa con varios tigres. El felino no es un animal de compañía, pero para Shak no importaba. Cuatro más con diversos perros y otra más con una orca, dónde aparece besándola, como si de una experta en estos animales marinos se tratase.  

La foto del conejo

Aunque el que más comentarios ha dejado ha sido la que ha publicado con dos conejos: “El conejito de Shakira”, bromeaban algunos usuarios de Instagram al ver como la cantante posaba con estos mamíferos. Dos conejos blancos que sostiene con sus manos, mientras mira fijamente a la cámara.

La foto cuenta con casi 6.000 ´likes’ y se ha convertido en un fenómeno viral. Sobre todo, por aquello del doble significado de la expresión y que Shakira, seguramente, no pensó a la hora de publicar esta imagen.

Otras no lo harían

Las que no se harán fotos así son Kim Kardashian y Jennifer López, dos de las ‘celebrities’ más importantes de América y que no suelen publicar fotos con mascotas ni animales. Aunque, puedan ser partidarias de convivir con ellos, pocas veces lo han hecho público. Y menos con un conejo.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad