El complejo que lleva a Shakira a terapia

stop

Los momentos más difíciles de la pareja de Piqué

Shakira revolucionó la boda de Antonella Roccuzzo y Leo Messi, y no fue la única

22 de abril de 2017 (13:33 CET)

No todo es de color de rosa. A sus 40 años, Shakira es una de las divas internacionales más deseadas. Tanto por sus grandes temas como por su físico envidiable, la colombiana se ha convertido en un icono.

Tras más de 20 años sobre el escenario, la cantante de Barranquilla ha conseguido reconvertirse y estar en la cúspide año tras año.

Cierto es que lejos quedan ya aquella baladas de una joven inocente que justo empezaba a triunfar. Hips don't lie y La Tortura fueron solo el primer plato. Y es que a día de hoy, Shak levanta pasiones con La Bicicleta, Dejavu, Chantaje y Me enamoré. Todo lo que toca se convierte en oro.

Delicado momento

Ahora bien, aunque actualmente todo parezca de color de rosa, el camino de Shakira no ha sido coser y cantar. Como toda diva, la pareja de Gerard Piqué ha tenido sus más y sus menos.

Tal como aseguran varios medios colombianos, la de Barranquilla pasó una mala etapa, ya que no estaba satisfecha con una parte de su cuerpo en especial. Aunque ante las cámaras la seguridad reine, los momentos bajos también existen para las artistas. Shakira no es una excepción.

Tanto es así que según los portales de su país natal, Shak lo pasó realmente mal con sus caderas. A pesar de ser la parte de su cuerpo más envidiada y peculiar, la colombiana tuvo que pedir ayuda para resolver sus problemas de autoestima generados por el desagrado de estas curvas.

De hecho, finalmente Shakira tiró de talonario para resolver este problema. Tal como afirma un artículo publicado por la Clínica Fernández Blanco, una liposucción es la culpable de esas curvas de infarto.

A día de hoy, la de Barranquilla es una mujer de armas tomar. Tras dar a luz a los pequeños, la mujer de Piqué ha recuperado su cuerpazo en tiempo record. Ahora bien, no todo ha sido fácil.