El chivatazo de Luka Modric 

stop

El croata manejó desde la sombra

James y Modric se felicitan tras uno de los goles del Real Madrid al Deportivo | EFE

22 de junio de 2016 (10:20 CET)

La selección española lo tenía todo de cara para terminar la fase de grupos en primer lugar. Se lo jugaban todo a cara o cruz frente a una Croacia con seis bajas. Los púlpitos de Vicente del Bosque pagaron de exceso confianza y, ahora, se ven en los cruces de la muerte. Esta derrota deja a más de un señalado en el vestuario de la Roja. Entre otros, Sergio Ramos.

El capitán  tuvo en sus botas el 0-2 en un penalti señalado en el minuto 70. Pero se le apareció el fantasma de Luka Modric. El croata vio el partido desde el banquillo, ya que se lesionó en el encuentro frente a la Repúblico Checa. Aun así, estuvo muy presente en el terreno de juego.

Modric fue clave en el penalti que Ramos falló. El madridista se convirtió en un protagonista inesperado, en el peor enemigo de Sergio. Y es que mientras el español se preparaba para chutar, Luka se apresuró a darle órdenes a Darijo Srna. Desde la zona técnica el croata gritó y gesticulo sobre los hábitos de su compañero en el Madrid. La relación entre los dos jugadores fastidió a España.

Ramos y Modric entrenan cada día juntos, por lo que el croata conoce bien las preferencias y las costumbres del capitán. Así se lo hizo saber a sus compañeros de selección. Tras las instrucciones de Luka, Srna se dirigió a Perisic para aconsejarle. Busquets, por su parte, también se acercó a Ramos para avisarle del chivatazo de Luka, pero no sirvió de nada. El español falló un penalti que podría haber sido la clave del éxito. Una lástima.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad