El beso que liquida a Sara Carbonero con Iker Casillas 

stop

La prueba amor del crack en público

Los hombres en la vida de Sara Carbonero antes de Iker Casillas

06 de junio de 2017 (17:38 CET)

Prueba de amor. El pasado fin de semana, el Real Madrid vivió un auténtico sueño. Tras ganar contundentemente a la Juventus de Turín en la final de Cardiff, la celebración por parte de todos los jugadores estuvo servida.

Después de 59 años sin lograrlo, los merengues se hicieron con el Doblete de Oro. Tras cinco años sin conquistar la Liga, el cuadro de Zinedine Zidane se proclamó campeón de la competición doméstica. Además, en el panorama europeo, los madridistas conquistaron por segundo año consecutivo la Champions. Un hito histórico.

Toda esta euforia se plasmó en el rostro de los futbolistas y de sus respectivas familias. Tanto es así que el pasado sábado, tras el pitido final, los jugadores blancos saltaron al verde para celebrar por todo lo alto el triunfo.

Uno de los hombres de la fiesta fue Cristiano Ronaldo. Escogido mejor hombre de la final, CR7 tiró del carro durante todo el duelo. El crack luso anotó dos tantos y demostró que su mejor versión está muy viva. Dio un gran paso hacia adelante para hacerse con el Balón de Oro.

Este buen momento vivido por Cris fue compartido por toda su familia. En especial, su pareja, Georgina Rodríguez, fue el mejor apoyo del astro de Madeira. De hecho, esta historia de amor entre ambos escribió un nuevo capítulo en Cardiff.

Dejándose llevar por la alegría y el festejo, Cristiano besó en público a la joven. Por primera vez, Ronaldo mostró su amor por la española en público. Un acto de amor que no pasó desapercibido.

Benditas comparaciones

Muchos seguidores madridistas se han apresurado en comparar el famoso beso entre Iker Casillas y Sara Carbonero con el de CR7 y Georgina.

El romántico gesto del guardameta a la televisiva en la final del Mundial de Sudáfrica del 2010 dio la vuelta al mundo. Iker y Sara se convirtieron en la pareja del momento y su historia de amor ascendió a la cúspide.

Sin embargo, siete años más tarde, la espuma ha bajado. Casillas y Carbonero han afianzado su historia, con dos pequeños en común y una boda, aunque el tirón de los tortolitos ya no es el mismo. ¿Cogerán CR7 y Georgina el testigo? Van por buen camino.