El Barça retoma la 'vía Venezuela' para reforzar la defensa

stop

Luis Enrique tiene dudas sobre el rendimiento de algunos jugadores

Roberto Rosales, lateral derecho titular de Venezuela y del Málaga

02 de agosto de 2016 (22:34 CET)

Luis Enrique Martínez no termina de ver clara la confección de la plantilla para la próxima temporada. Le han negado --o la secretaría técnica o los propios futbolistas-- la mayoría de peticiones (Nolito, Laporte, Marquinhos, Gameiro) y, por el momento, se han reforzado excesivamente algunas posiciones. Mientras el centro del campo y el lateral izquierdo --Jordi Alba, Lucas Digne, Jeremy Mathieu y Samuel Umtiti-- están superpoblados, la delantera y el lateral derecho están en ascuas. 

Para esta última posición, los emisarios del club abrieron la denominada 'vía Venezuela' hace cosa de dos meses. El elegido es Roberto Rosales, un futbolista de 27 años que milita en el Málaga, donde es titular indiscutible debido a su buen rendimiento. No tiene el potencial ofensivo de Dani Alves, pero es una opción low-cost que encajaría en los planes de Luis Enrique si le niegan más dinero para fichajes (contando que sí que se realizará una inversión en el cuarto delantero). Tan solo le queda un año de contrato y su valor de mercado es de cinco millones de euros.  

Polémica con Aleix Vidal

El técnico asturiano no quiere descartar un refuerzo para el lateral derecho toda vez que no termina de confiar en los dos activos que tiene. Si bien está encantado con Sergi Roberto, que parece destinado a ocupar la titularidad este curso, no hay que olvidar que se trata de un centrocampista que siempre ha soñado con desempeñarse como interior o mediapunta y que también hace las veces de Busquets cuando este no está disponible. 

La otra alternativa es Aleix Vidal, un jugador al que Luis Enrique le tiene puesta la cruz. Aunque en principio se daba por segura la continuidad del catalán en el primer equipo, sus últimas y polémicas declaraciones lo vuelven a situar en el disparadero. Es de esos jugadores que dice lo que piensa y no quiere morderse la lengua, algo que gusta bien poco a Luis Enrique, capaz de castigarlo por motivos extradeportivos sin ningún problema. Si la cosa se calienta y se produce la marcha de Vidal, Rosales es uno de los mejor situados para llegar a can Barça. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad