Pilar Rubio | EFE

El amor secreto de Pilar Rubio (y el ataque de cuernos de Sergio Ramos)

stop

La mujer del futbolista sevillano tiene un problema

22 de agosto de 2017 (19:19 CET)

La relación de Pilar Rubio y Sergio Ramos es muy estable. Desde que son padres, se les ve mejor que nunca. Su amor va viento en popa.

Sin embargo, y pese al entendimiento que existe entre ambos, también son muy diferentes. En algunos aspectos están profundamente alejados. Por ejemplo, la música.

Si bien es cierto que la música es un punto de unión muy fuerte entre ambos, y a Pilar le encanta ese Sergio flamenco que toca la guitarra, no siempre coinciden. El lado rockero de ella rompe los esquemas del camero.

Al parecer, Ramos no entiende la devoción que siente Pilar por el Rock and Roll. Y no le hace mucha gracia porque su ex novio es un reconocido rockero, cantante de la banda Hamlet.

Normalmente, cuando hay concierto de rock, Pilar se olvida de su hombre y se marcha de juerga con amigas y amigos que también sienten esa pasión por la música.

Muy especialmente cuando el que toca es su amor secreto, Enrique Villarreal, alias El Drogas. Famoso por sus muchos años como cantante de Barricada, luego con Txarrena y ahora en solitario.

Es un amor idílico, platónico. Fruto de la admiración por esa habilidad para transmitir tanto con sus letras y música y por tantos años de carrera impecable, sin tregua. 

En una ocasión, Rubio citó una de sus canciones con Barricada como una de sus preferidas: No qué hacer contigo. Le encantan otras como Animal caliente y Todos mirando.

Tanto le gusta que cantó una parte del tema en directo y a capela, aunque sin hacer demasiado honor al tema original. “Bonita de cara, boquita pintada, cuando sales a cazar”, fue la estrofa que escogió. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad