El amigo israelí de Laporta demanda a la Generalitat por 16 millones de euros

stop

El ex presidente del Barça asesoró y participó con un pequeño porcentaje en la operación inmobilaria

Los momentos extradeportivos de Joan Laporta | Diario Gol

27 de marzo de 2016 (17:02 CET)

El empresario israelí Morris Benisty Moshe ha interpuesto un pleito a la Generalitat de Catalunya para recuperar 16 millones de euros que había adelantado para la compra de las antiguas sedes de la consejería de Empresa y Empleo, en las calles Sepúlveda y en Paseo de Gracia (Torre Muñoz).

El Gobierno catalán sacó a subasta estos dos inmuebles en verano pasado y la compañía Nadlan BCN, creada semanas antes, se los adjudicó, abonando una paga y señal de 16 millones. Tras la venta, debía aportar el 75% de los 63,5 millones de euros a que ascendía la operación, pero ese dinero nunca se llegó a poner, por lo que los edificios volvieron a manos de la Generalitat y la empresa perdió la paga y señal.

El asesor en toda la operación había sido el propio Joan Laporta, que en aquel momento aún ejercía como concejal en el Ayuntamiento barcelonés. Un agente de futbolistas había presentado a Morris Benisty al ex presidente blaugrana, que vio un buen negocio en hacer operaciones urbanísticas con el empresario israelí.

Entramado empresarial

Los planes del nuevo consistorio que encabezó Ada Colau a partir del mayo pasado, tras las elecciones municipales, sin embargo, paralizaron todas las operaciones urbanísticas, por lo que a corto plazo es muy difícil cambiar la calificación de la emblemática Torre Muñoz, de Paseo de Gracia, como era la intención de los compradores. El negocio se las prometía tanto que incluso el propio Laporta participaba con un pequeño porcentaje en la compra de los inmuebles. Atrapados en un limbo jurídico, los promotores de Nadlan han decidido, finalmente, pleitear para recuperar la paga y señal.

Morris Benisty consta, en la embajada israelí, con un domicilio en Jerusalén, aunque hace un par de años que abrió oficina en Barcelona. A mediados de 2014, creó en la capital catalana la sociedad JBM Investments, junto a una abogada rumana con despacho en esta ciudad desde hace una década. El año pasado, el israelí fundó Nadlan BCN expresamente para hacerse con los inmuebles del Gobierno. Y hace escasamente un mes, montó la sociedad Argentumonline, dedicada a servicios financieros y con el mismo domicilio social que las otras dos empresas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad