Sara Carbonero | EFE

Destrozan a Sara Carbonero (“La morros”. Y cosas peores): el vídeo que hunde Telecinco

stop

El lío en la vuelta a la televisión de la mujer de Iker Casillas

19 de febrero de 2019 (11:15 CET)

Tras mucho tiempo sin verla en directo y en la pequeña pantalla, Sara Carbonero volvió el pasado lunes a estar delante de las cámaras de la mano de Deportes Cuatro. Una vuelta que muchos estaban esperando.

Sara recuperaba una sección de entrevistas que ya hizo en 2011 y, visto lo visto, parece encantada con ello. Y la primera fue al patinador Javier Fernández. Una entrevista que ya está dando mucho de qué hablar.

Destrozan a Sara Carbonero

Y es que no son pocos los que le tienen ganas a Carbonero. El caso es que las críticas han llegado desde muchos foros de la red y con diferentes argumentos. Por un lado, centrándose en uno de los vídeos promocionales del programa, hay quien la acusa de creerse una “estrella” de la televisión.

Otros, viendo que tan sólo va a tener una sección semanal en la que solo aparecerá un día a la semana, han atacado por ahí: “Una entrevista a la semana…madre mía que jeta tiene esta chica. Y encima le deben estar pagando una fortuna”.

Hay quien ha ido directamente a atacarla también por su faceta como periodista: “Sara será muy guapa, pero como entrevistadora es nula. No tiene gancho, no empatiza, siempre con esa mirada como ausente…no transmite nada pobre”.

Pero hay también quien ha decidido atacarla por lo físico. Y ahí, como es habitual en Sara, ha sido su boca lo que más polémica ha desatado: “La morros” o “Qué morros se ha puesto” son algunos de los comentarios en este sentido.

Sara Carbonero entrevista a Javier Fernández,

Comentarios que, al contrario de muchos otros, tan solo van a herir y son propios de los cada vez más numerosos haters que tiene la mujer de Iker Casillas. Una vuelta a la televisión que no ha salido como esperaba para Sara.

Obviamente no son pocos los que han alabado el buen hacer de la it girl y han aplaudido su regreso, pero también hay quien estaba esperando su vuelta para decirle de todo. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad