Cristina Pedroche se carga a Sara Carbonero con un palo bestial en Instagram    

stop

La batalla entre las dos divas

Cristina Pedroche revela el momento más duro de su carrera

08 de marzo de 2017 (13:22 CET)

Batalla fría. En los últimos meses, las redes sociales se han convertido en un auténtico negocio. Una vía ideal para las grandes marcas que han encontrado el modo perfecto de llegar al público con solo un clic.

La publicidad encubierta puede llegar a límites insospechados; solo hace falta colocar el anzuelo en un perfil más que codiciado. Para ello, las principales marcas van como locas detrás de las influencers que generan mayor audiencia.

En nuestro país, son muchas las grandes perlas que han conseguido convertirse en iconos de la moda; acumulan miles de seguidores en sus perfiles. Instagram se lleva la palma de la mano.

Y es que no solo es un auténtico negocio para las grandes marcas, sino que las it girls más deseadas también encuentran en la red, una vía de negocio muy suculenta. Únicamente deben publicar una fotografía; sus seguidores hacen el resto.

La competencia se dispara

Cada vez son más las profesionales que se quieren subir al carro. Mientras que Paula Ecehvarría es la reina por excelencia –con más de 1,5 millones de seguidores-, Cristina Pedroche es la cara bonita de moda.

La colaboradora de Zapeando no para de crecer. En los últimos meses ha protagonizado una fuerte línea ascendente. Sus logros en la pequeña pantalla se han visto reflejados en sus redes sociales.

Al éxito de Las Campanadas, se le han sumado sus apariciones diarias en el programa de Frank Blanco y el éxito de la madrileña al frente de Tú sí que sí.

Todo ello la ha conducido hasta la cúspide. Con permiso de Echevarría, Pedroche es la segunda reina por excelencia.

Este éxito ha salpicado directamente a otra de las it girls de mayor tirón: Sara Carbonero. La esposa de Iker Casillas se ha reconvertido en icono de la moda. Desde Oporto su popularidad continúa.

La toledana también utiliza Instagram para potenciar su imagen y promocionar productos. Las marcas la reclaman.

Ahora bien, es una realidad que mientras que Sara mantiene su caché, otras divas le adelantan por el carril de la derecha.

Cristina y Pilar Rubio son el claro ejemplo. La esposa de David Muñoz ya acumula 1,4 millones de seguidores, mientras que Sara se ha estancado con 1,2. La competencia no mengua; las marcas deben escoger. Una u otra.