La tremenda decepción de Messi con Argentina | EFE

Cristiano Ronaldo se ríe de Messi (y en su cara. Y Maradona lo destroza)

stop

El líder de la selección Argentina naufraga y agrava su crisis personal con un nuevo ridículo

21 de junio de 2018 (22:17 CET)

Está en crisis. Es ponerse la camiseta de Argentina y entrar en una especie de depresión futbolística. Como en Brasil 2014, Leo Messi es incapaz de marcar en el Mundial.

Rusia está siendo un camino de piedras para el combinado de Jorge Sampaoli. Muchos obstáculos y nulos argumentos para superarlos.

El seleccionador no tiene jugadores ni para conformar un once tipo. Tan solo cuenta con cuatro de los mejores delanteros del mundo –Agüero, Higuaín, Dybala y el propio Messi– y una panda de “arrastrados”, como dicen en las redes sociales.

Frente a Croacia, Messi y compañía protagonizaron un nuevo ridículo (0-3). Una actuación lamentable ante el combinado liderado por Modric  y Rakitic, con goles de ambos. 

Argentina se puede quedar fuera del Mundial en primera ronda

El centrocampista del Real Madrid, líder del seleccionado balcánico, machacó a la Argentina de Messi en los últimos minutos con un golazo que dejó en evidencia a Willy Caballero. El portero hizo la pifia del Mundial antes del primer gol, de Rebic. Y Rakitic puso la puntilla al final. 

El drama es de dimensiones siderales. Con el empate frente a Islandia y la derrota contra Portugal, Argentina puede quedar fuera del Mundial en la primera fase.

Lo de Messi  con Argentina es todo lo contrario a lo de Cristiano Ronaldo  con Portugal. Y eso que llevan caminos paralelos.

Nadie confía en Portugal, donde el denostado Quaresma sigue estando entre los 23 elegidos. Salvo Guedes, Bernardo Silva y el propio Cristiano, no hay ningún futbolista de nivel en el cuadro luso.

Pero Cristiano hace lo que no consigue Messi. Carga el equipo sobre su espalda y marca goles a pares aunque nadie le acompañe.

Los equipos que juegan contra Argentina y contra Portugal tienen muy claro el plan de choque: frenar a Messi o frenar a Cristiano.

messi willy caballero | EFE

Ambos futbolistas están siempre rodeados de defensas rivales. Los tienen totalmente encarcelados. Ambos conjuntos tienen equipos de futbolistas muy limitados. Pero Cristiano reacciona. Messi no.

Cristiano Ronaldo se come a Messi: el factor mental 

El delantero portugués está dejando patente su fortaleza mental. Una vez más, demuestra ser muy superior a la del astro argentino. Ronaldo ya suma cuatro goles. Marcó tres contra España, una de las favoritas, para empatar el partido. Y otro contra Marruecos. El contador del rosarino sigue a cero. 

El año de Cristiano va camino de ser sensacional. Otra vez. Tanto es así que en tres años ha conseguido que Messi no quede como el mejor jugador de la historia.

Campeón de tres Champions League consecutivas y de una Eurocopa con Portugal. Y no solo eso. Pichichi del Mundial con un equipo mediocre.

Cristiano Ronaldo tiene la primera enganchada con Lopetegui | EFE

Sin duda, el luso es el máximo favorito al Balón de Oro por tercer año consecutivo. Si lo consigue superará a Messi y lo liquidará de manera irremediable. Y lo mejor es que se pueden cruzar en cuartos de final. Si ambos conjuntos quedan segundos de sus respectivos grupos en el Mundial, se podrían medir en un duelo histórico. El más esperado. 

Maradona, el líder que Messi nunca será 

Pero el peor mal del genio del Barça, capaz de brillar tan solo con la camiseta azulgrana, no es solo Ronaldo –campeón con Portugal, con el Madrid pero también con el Manchester United cuando era muy joven–, sino Maradona.

Diego Armando hizo lo que nunca hará Messi: conquistó dos Mundiales de forma épica. Fue el líder que el rosarino nunca será.

Y es que Maradona ya lo dijo una vez: “Messi no sería capaz de hacer una charla con 20 jugadores sentados”. No es líder. Tan solo es un fantástico jugador.

Por mucho que Sergio Ramos pegue palos a Maradona diciendo que Messi es el mejor de la historia de Argentina, la realidad dice otra cosa. Para ser el mejor de todos los tiempos hace falta algo más que talento: el factor mental.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad