Sara Carbonero y su amiga isabel jiménez

Conmoción. Sara Carbonero y esta foto. “¡Dios mío!”. Y acaba de publicarse

stop

La periodista y pareja de Iker Casillas está muy preocupada

26 de enero de 2020 (12:04 CET)

Después de uno de sus años más duros y oscuros, Sara Carbonero e Iker Casillas empiezan a ver la luz al final del túnel. La periodista pidió al 2020 buena salud para los suyos y se está cumpliendo. Sin duda este va a ser un gran año y no podemos hacer más que alegrarnos porque es bien merecido. En unos meses se cumplirá un año del primer susto de la pareja. El futbolista sufrió un infarto de miocardio mientras se encontraba en el campo. 

El joven vivió para contarlo y estuvo durante meses recuperándose. Era un misterio si con su edad y con sus problemas de salud volvería al trabajo. Iker Casillas tenía las intenciones muy claras aunque había que ver como respondía su cuerpo. Esta semana el guardameta ha dado la sorpresa al volver a los entrenamientos con sus compañeros. 

El portero publicó una imagen de sus botas en sus redes sociales acompañada por el siguiente texto: "seis meses y tres días que estabais en la taquilla". Estaba claro que su intención era volver algún día y no muy lejano. De momento no hay una decisión clara y tampoco quiere precipitarse. Iker Casillas acude regularmente al campo y por el momento trabaja como enlace entre la plantilla del Oporto y la directiva. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Supongo que el esfuerzo te llevará a tener alguna recompensa. #8mesesy24días #felizviernesatodos ✌️

Una publicación compartida de Iker Casillas (@ikercasillas) el

Iker Casillas siempre ha demostrado ser todo un ejemplo de lucha y superación. En su última publicación de Instagram el futbolista aparece en el gimnasio levantando unas mesas y escribe un mensaje motivacional: "Supongo que el esfuerzo te llevará a tener alguna recompensa #8mesesy24días". Se nota que siente pasión por lo que hace y tiene ganas de volver a los ruedos. 

Su pareja, Sara Carbonero, sin ninguna duda su gran apoyo, no quiere que se esfuerce más de lo necesario y que madure mucho la decisión. Es mejor ir con pies de plomo. La pareja no quiere vivir un nuevo susto. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad