Confidencial: la conversación privada de Pep Guardiola con Claudio Bravo retrata al Barça 

stop

Las negociaciones se mueven entre las dos partes

Pep Guardiola, entrenador Manchester City | EFE

16 de agosto de 2016 (12:40 CET)

Van a por todas. El tiempo corre en contra para Pep Guardiola. El nuevo entrenador del Manchester City ya ha debutado en la Premier League, pero aún no tiene el equipo perfilado. El de Santpedor tiene flecos por cerrar, ya que quiere una plantilla a su medida. Y es que a falta de 15 días para que se cierre el mercado de fichajes estival, el técnico blue quiere cazar una pieza más. La ofensiva que tiene entre ceja y ceja Pep es clara: quiere atar a Claudio Bravo.

Al ex azulgrana no le convencen los dos guardametas del club inglés. Ni Willy Caballero ni Joe Hart son una garantía de seguridad para Guardiola. El catalán considera que les falta solidez en el juego con los pies, por lo que en el primer encuentro liguero sentó al titular indiscutible. El internacional británico vio desde el banquillo el partido frente el Sunderland. Toda una declaración de intenciones por parte de Pep. Y es que atar a un guardameta de primer nivel es su máxima prioridad antes de que el mercado de fichajes eche el cierre.

En este caso, Guardiola tiene a su objetivo marcado en rojo para ocupar los palos del Etihad: Claudio Bravo. Consciente de la guerra fría existente entre Ter Stegen y el portero chileno, el City ha puesto sobre la mesa del sudamericano una oferta irrechazable. Y es que Bravo ha visto como el Barça marcaba al alemán como 'intransferible', mientras que a él le dejaban en el escaparate. Con este gesto, Claudio cambió su mentalidad.

Las ofertas de Pep Guardiola a Bravo

Ahora, el Manchester City tiene un gran interés por convencer al chileno. Por ello, parece que Guardiola ya se ha puesto en contacto con el guardameta sudamericano. En esta conversación, Pep le ha prometido la titularidad indiscutible a Bravo. El de Santpedor desea que si el portero acaba llegando, sea para jugar la Champions y la Premier. Una oferta muy suculenta para el chileno, que intuye que en el Barça se le puede escapar la titularidad. Además, las condiciones contractuales también convencen a Claudio. Los citizens le ofrecen una mejora salarial y un contrato por cuatro años. Un seguro para el guardameta, ya que tiene 33 años.

Sin embargo, el punto clave está en el proyecto deportivo. Al portero chileno le gusta mucho la manera de trabajar de Guardiola. Esto entra en contraste con el proyecto deportivo del Barça. Y es que parce ser que a Bravo no le motiva la línea de trabajo del club azulgrana. El chileno considera que la etapa dorada culé está menguando y que el club no ha sido capaz de conseguir una regeneración que dé continuidad al mejor equipo de la historia.

Los fichajes de este verano no ilusionan ni al vestuario ni a la afición, ya que no aportan un valor añadido a lo que tenían en Can Barça. En este sentido, Claudio considera que el proyecto barcelonista ha tocado techo, por lo que salir a un club con un nuevo programa en mente sería una buena opción. Guardiola tiene opciones. El nuevo proyecto del Manchester City llama la atención de Claudio Bravo. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad