Sara Carbonero | EFE

Cita secreta en Madrid. Sara Carbonero golpeada de nuevo. “Ha salido mal”. Última hora

stop

La noticia que deja sin palabras a la esposa de Iker Casillas

02 de marzo de 2020 (14:15 CET)

Guerra abierta. La carrera por hacerse con el puesto de la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol ha empezado. Y los movimientos en la sombra en función de los intereses de las partes están en marcha.

Por ejemplo, se sabe que en las últimas semanas Irene Lozano, secretaria del Consejo Superior de Deportes, se ha reunido hasta en tres ocasiones con Luis Rubiales y con Javier Tebas. Encuentros tras los cuales se han producido algunos movimientos sospechosos en el CSD.

Movimientos sospechosos

Por ejemplo, el subdirector general de régimen jurídico del CSD Ramón Barba fue destituido. O como la reducción del periodo electoral, que adelantó las elecciones a este mes de marzo.

Un panorama que tiene a Iker Casillas bastante nervioso y a punto de mover ficha. El meta no quiere tener que decir al final del proceso que “ha salido mal” y según señalan algunos medios también tiene previsto visitar a Irene Lozano.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Sí, me presentaré a la Presidencia de la @somosrfef cuando se convoquen las elecciones. Juntos vamos a poner nuestra Federación a la altura del mejor fútbol del mundo: el de España. He informado de esta decisión al presidente de mi Club, el FC Porto, al que solo puedo expresar mi más profundo agradecimiento. Estamos trabajando con el máximo respeto y decisión en nuestra candidatura. Más de 23.000 electores nos esperan en unas elecciones justas y transparentes. 139 asambleístas decidirán. Gracias a todos y todas por el cariño que he recibido y recibo. Vuestro apoyo y vuestra fuerza me animan. ¡A por ello! #IkerCasillas2020

Una publicación compartida de Iker Casillas (@ikercasillas) el

Iker Casillas interviene

Cuentan desde la capital que las intenciones del ex capitán del Real Madrid y de la Selección Española pasan por pedirle a Lozano “juego limpio” en los comicios que están por venir. Y que este se dé tanto antes como durante. Casillas sabe que la presidenta del CSD está recibiendo muchas presiones para favorecer a Luis Rubiales y que ello puede condicionar el desarrollo de los acontecimientos.

Y no solo eso. Cuentan que el marido de Sara Carbonero quiere evitar el adelanto de las elecciones con tal de ganar tiempo y presentar una candidatura con más garantías de las que tiene actualmente. Y es que al de Móstoles no le salen las cuentas. De los 71 votos que apunta la Asamblea que necesitaría Casillas, solo cuenta con algo más de 30. Y ojo, porque apuntan que existen resquicios legales que impedirían el mencionado adelanto.

Un asunto del que está muy pendiente Sara Carbonero, pues a ella también le repercute lo que ocurra con su marido. El que Iker pueda ganar las elecciones abre la posibilidad de que Sara vuelva a Madrid, y no sueña con otra cosa desde hace meses.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad