Georgina Rodríguez | EFE

¡Así era Georgina Rodríguez antes de inyectarse grasa en las caderas!

stop

El antes y el después que te dejará a cuadros

22 de octubre de 2019 (17:20 CET)

Georgina Rodríguez está comprobando en los últimos meses como la fama que ha conquistado de un tiempo hacia aquí tiene también un lado negativo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

C H O P A R D ...✨❤️ #shanghai #thanks #family #love #goodmorning @chopard 🇨🇳

Una publicación compartida de Georgina Rodríguez (@georginagio) el

Y es que, por mucho que cada vez sean más los fans de Georgina en las redes sociales, por más que cada día mayor número de marcas acudan a ella para promocionar sus productos y mayor sea su repercusión en los medios, sus haters siempre estarán allí para intentar rebajar el ‘boom’ Rodríguez.

Y en especial, lo que muchos de sus detractores intentan a la hora de criticar a la jacetana es hacerlo a través de ataques a su físico. Pero ojo, no precisamente apuntando en las redes que la pareja de Cristiano Ronaldo tenga una mejor o peor figura, sino apuntando que ésta no es “cien por cien natural”.

Las caderas de Georgina Rodríguez

Y sus caderas suelen ser el principal foco de este tipo de ataques. Unas caderas que en los últimos tiempos han ganado volumen y que, según apuntan muchos, no lo han hecho precisamente de manera natural.

De hecho, no son pocos los que opinan que Georgina ha recurrido a las inyecciones de grasa en sus caderas para que éstas ganen volumen. Y para dar fuerza a este argumento no han hecho otra cosa que hacer circular por las redes una comparativa entre el antes y el después de Rodríguez tras el supuesto retoque.

Georgina Rodríguez

Dos fotos en las que, ciertamente, se puede apreciar mucha diferencia entre una y otra. Sus defensores siguen apuntando que el cambio ha llegado de la mano de los innumerables ejercicios físicos que hace Georgina para potenciar dicha parte de su anatomía.

Georgina Rodriguez

Una idea, la de que las sentadillas sean las únicas causantes de este aumento de volumen, que no muchos ‘compran’ precisamente. En cualquier caso, lo que es evidente que, ya sea de forma natural o con un retoque a base de cirugía, las caderas de Rodríguez no son las mismas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad