Antonella Roccuzzo tiene un capricho millonario (y Messi paga)

La de Rosario se mete en un negocio junto a su marido

Fotografía: Antonella Roccuzzo tiene un capricho millonario (y Messi paga)
Fotografía: Antonella Roccuzzo tiene un capricho millonario (y Messi paga)

Insinuó Leo Messi en una entrevista esta semana que no tardaría mucho en ir a por la niña junto a Antonella Roccuzzo. Después de la llegada de Ciro, el tercer varón (cuarto si contamos a Messi) de la familia, la pareja parece decidida a ir a buscar el cuarto bebé, con la esperanza de que en esta ocasión salga una niña.

Con casi toda seguridad, es algo que no ocurrirá hasta que no haya finalizado el Mundial de Rusia. El delantero argentino anda metido en demasiadas competiciones ahora mismo y es difícil pensar que tiene la cabeza puesta en ampliar la familia.

Las inversiones de Leo Messi para el futuro de sus hijos

No obstante, ello no quiere decir que no descuide los temas familiares ni que no se preocupe por el futuro de sus hijos. De ahí la información que publicó el Diario de Ibiza, que confirmó la compra por parte de los Messi de un hotel en la isla balear.

Se trata del complejo Es Vivé, un alojamiento de estilo art decó que fue reformado hace cuatro años.

El lugar cuenta con 52 habitaciones y con todos los lujos VIP, y su punto fuerte es su localización, pues se encuentra sólo 50 metros de la solicitada playa de Es Figueretas.

Messi imita a Cristiano Ronaldo

Cabe decir que este será el segundo hotel que ostenten los Messi-Roccuzzo, después de que el año pasado adquirieran otro local en Sitges, y que el argentino sigue así la senda de Cristiano Ronaldo, que también está metido en el mundo hotelero.

Con todo, la sociedad que gestiona para «la explotación de negocios relacionados con el sector de la hostelería, en particular la gestión de bares y restaurantes y la adquisición, venta y tenencia de hoteles y apartamentos» es Limecu España 2010. Una empresa que preside el propio Leo Messi y que administra de forma única su hermano Rodrigo. Es decir, Messi paga la fiesta.