"¿A dónde vas con el morito?", el pasado turbio que persigue a Munir

stop

El ex delantero del Barça fue protagonista en el Valencia-Real Madrid 

Munir se sobrepone al turbio pasado que le tocó vivir de niño | EFE

22 de febrero de 2017 (20:32 CET)

Munir El Haddadi dijo adiós al Barça en verano. Desde entonces, lucha por hacerse un hueco en el Valencia, un equipo con muchas sombras y muy pocas luces, con una afición completamente dividida.

Sin embargo, en los últimos días el Valencia está dando la vuelta a la tortilla. Este miércoles, contra el Real Madrid, los hombres de Voro plantaron un partido muy serio. Munir fue protagonista. Recibió un penalti de Sergio Ramos que no fue pitado. 

El gran reto del futbolista hispano-marroquí cada vez está más cerca. Sin ser un gran goleador, se ha hecho un hueco en el club valenciano. Uno más de los desafíos que se le ponen por el camino. Ha tenido que lidiar con muchos, desde que era pequeño. 

"¿A dónde vas con el morito?", decían, en alusión a Munir, algunos scouters de Madrid a José Luis Colomo, cazatalentos del Barça en la capital española.

El joven hispano-marroquí vivía y jugaba en Majadahonda, donde fue capaz de seducir a Colomo a pesar de que los demás scouters le habían descartado. Según narra el diario Ara, todos esos scouters que se referían despectivamente al nuevo futbolista del Valencia terminaron despedidos.

Florentino se quedó sin su talento

Florentino Pérez se los cargó en 2014, cuando supo que habían dejado escapar a una perla que iba a triunfar con el eterno rival. Y es que para Florentino, "su territorio" es intocable. De hecho, rara vez pesca el Barça en la capital. Entre el Madrid y el Atlético, arrasan con todo. Sin embargo, aquel acuerdo supuso, años después, los despidos de Paco de Gracia y sus ayudantes Arkaitz Mota y Julio de Marco (Madrid) así como de José María Amorrortu (Atlético).

Fue un acuerdo difícil de cerrar. En el Barça no lo veían claro, toda vez que el Atlético de Madrid lo había descartado después de cuatro días de prueba. Colomo tenía fe. "Cuando se le acaben las filigranas te arrepentirás", le advirtieron los scouters del Madrid. Nunca les hizo caso. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad