Jorge Valiente

Todo sobre las punteras de gimnasia rítmica

31 de mayo de 2016 (09:45 CET)

Este deporte supone nada menos que la cuarta disciplina deportiva más practicada entre niñas y adolescentes de nuestro país, únicamente superada por la natación, el baloncesto y el fútbol, según una encuesta elaborada en 2011 por el CSD.

Para quien desconozca la existencia o uso de estos objetos, son definidos como una tipología de calzado de carácter consumible que las deportistas (gimnastas) tienen la obligación de usar en entrenos y competición con el fin de proteger los pies.

Estimamos como bastante relevante el hecho de que debieran conocerse de antemano aquellas marcas punteras, de alta calidad, que pueden encontrarse en el mercado, para poder probarlas y seleccionar la que más guste y se adapte a las necesidades requeridas por la chica en cuestión.

Resulta tarea sencilla encontrar multitud de modelos de punteras de gimnasia rítmica en internet, con diferentes tipos pensados para satisfacer todos los requerimientos que pudieran surgir por parte de la demanda (cliente).

No obstante, se recomienda destinar un par de zapatillas solo al entrenamiento, y reservar otro exclusivamente para competir.

Cuando alguien se dedica a la gimnasia rítmica de competición, las punteras tienden a desgastarse, a pesar de que los cuidados aplicados para el mantenimiento de las mismas sean adecuados. Por ello, tal vez conviene plantearse cambiar de par cada ciertos meses, si bien supone un incremento de coste para nada desdeñable. Se recomienda no estrenarlas el mismo día del evento, ya que pueden ocasionar algún resbalón indeseado. Es preferible empezar a usarlas una semana antes aproximadamente, para que se desgasten un poco y puedan agarrar felizmente al tapiz.

No existe una fórmula mágica para que duren más, puesto que se trata de un tipo de calzado con caducidad, más por desgaste que por tiempo inclusive.

El uso de este calzado acostumbra a traer consigo diversos beneficios, tales como:

-               Ayudan a prevenir lesiones en los dedos del pie.

-               Protegen eficazmente el empeine.

-               Ayudan a ganar facilidad de giro en la realización de los ejercicios.

-               Evitan rozaduras en los pies al girar y tener contacto directo con el tapiz.

-               Estilizan el pie, al ser generalmente de un color similar a éste.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad