Reina Letizia | EFE

“¡Sinvergüenza” La Reina Letizia o el capricho de niña que hunde a Felipe VI (y a la Casa Real)

stop

Atención al valor del armario de la monarca

11 de enero de 2019 (14:28 CET)

Letizia Ortiz siempre le gustó cuidarse y mostrarse en público a un alto nivel de belleza.

Se conoce que la Reina recibe cada semana tratamientos especiales para cuidar su rostro. El nivel de hidratación de su cara, gracias a las múltiples cremas y mascarillas que consume es perfecto. Y también su cabello. Su pelo se mantienen perfectamente sedoso y con brillo.

El cirujano plástico echa una mano a Letizia

Se sabe también que Letizia es asidua al cirujano plástico, al que acude a menudo para aplicarse cuidados con el fin de dar luminosidad a su piel. En el entorno de la ex de Televisión Española apuntan que el bótox es algo muy presente en la vida de Letizia. Así consigue unos prominentes pómulos y eliminar las arrugas.

Resultado de imagen de letizia operaciones diario gol

El culto al cuerpo también es algo característico en la Reina Letizia. La ex presentadora hace tiempo que practica deporte para mantener su figura perfilada y tonificada, pero se conoce que la alimentación tiene mucho que ver. En su dieta no tienen cabida los fritos, los azúcares y las grasas.

El derroche de la Casa Real

Pero no solo es el cuerpo lo que cuida Letizia. La esposa de Felipe VI elige muy detalladamente sus looks. Sabe que los medios hablarán de ella y le gusta estar a la última en cuestiones de moda. Algunos la llaman la Reina “influencer”. Y ya se sabe que vestir los mejores trapitos y llevar los complementos más de moda no es barato.

En este sentido, el portal Vanitatis publicaba recientemente el valor que tenía todo lo que la monarca se ha puesto encima a lo largo del 2018. En total, Letizia habría llevado ropa y complementos valorados en más de 80.000 euros. Si su sueldo asciende a los 131.000 euros, estaríamos hablando de que sus modelitos, pendientes y colgantes serían el 60% de su retribución.

Imagen relacionada

En el mismo artículo, Vanitatis revelaba lo que costaba lo que lució en años anteriores. La cantidad más elevada corresponde al 2015: 130.000 euros. Cabe decir que ese año se puso por primera vez la tiara Princesa, valorada en 50.000 euros.

En el 2016 la cantidad bajó hasta los 55.685 euros, mientras que en el 2016 volvió a subir hasta los 95.926 euros.

Cabe decir que muchos de los elementos que la Reina lleva encima son regalos o préstamos. No obstante, las cifras no pasan desapercibidas para los detractores de Letizia y de la Casa Real. “¡Sinvergüenza!” o “Cara dura”, son un buen resumen de las barbaridades que le sueltan a la periodista.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad