Lara Álvarez

Sale la basura de Lara Álvarez. “Fernando Alonso la dejó por esto” (y es muy feo)

stop

El secreto mejor guardado de la presentadora de Supervivientes

06 de abril de 2020 (14:34 CET)

Mientras Cristina Pedroche, Pilar Rubio y tantas otras influencers pasan estos días confinadas en casa, Lara Álvarez pasa los días bajo el sol en Honduras. La crisis del coronavirus pilló a la asturiana en pleno desarrollo de Supervivientes.

No obstante, Lara se muestra bastante discreta en las redes sociales. Apenas cuelga publicaciones en su cuenta de Instagram.

Cuentan que Álvarez prefiere no ir alardeando de lo bien que se encuentra lejos de la epidemia. Considera que los españoles merecen un respeto. No como tantas otras celebrities indignan a más de uno pidiendo a la gente que se quede en casa desde sus enormes salones, jardines o cocinas.

Lara Álvarez guarda silencio

Porque Lara, además, siempre ha sido una it girl muy recelosa de lo suyo. Por ejemplo, su relación con Andrés Velencoso nunca llego a ser confirmada del todo por ninguna de las partes. Era sabido por todos, pero solo un secreto a voces.  De hecho, en algunos medios del papel cuché se pudo leer que incluso podría haberle encontrado sustituto, pero ella no abrió la boca al respecto.

Por esto dejó Fernando Alonso a Lara Álvarez

Cunado sí soltó más de la cuenta fue cuando estaba con Fernando Alonso. El ex piloto y bicampeón de Fórmula 1 mantuvo una relación con la presentadora, pero “la dejo por esto” que te contamos a continuación: por hablar demasiado.

Lara Álvarez y Fernando Alonso

La relación se rompió al poco tiempo, y los motivos dejaron muy mal a la comunicadora de Mediaset. Se dijo que Alonso la había dejado porque filtraba informaciones a la prensa.

Y ojo, esta no es la única relación polémica que se le conoce a Álvarez. La que tuvo con Sergio Ramos tampoco terminó nada bien. Aunque en este caso no tuvo nada que ver con filtraciones a la prensa.

Sergio Ramos y Lara Álvarez

Contaron desde el entorno de la pareja que fue una historia tormentosa y convulsa que llegó a romperse hasta en tres ocasiones.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad