Lara Álvarez

Sale la basura de Lara Álvarez. “Fernando Alonso cuenta esto” (y no es bonito)

stop

Las informaciones que dejan en muy mal lugar a la estrella de Telecinco

15 de enero de 2020 (13:52 CET)

El avance del reality show La isla de las tentaciones acerca inevitablemente el estreno de la nueva edición de Supervivientes. Y en Mediaset ya se preparan para la nueva edición del programa.

Una temporada en la que Lara Álvarez volverá a ser una de las protagonistas. La presentadora asturiana será la encargada de conducir las conexiones semanales en directo desde Honduras. Y como en las ediciones anteriores, Lara pasará más de tres meses al otro lado del charco.

Algo para lo que Álvarez lleva tiempo preparándose. La it girl anda poniéndose en forma y perfeccionando su imagen para aguantar divina durante el tiempo que esté en la isla.

Y no solo eso. Lara también ha estado aclimatándose a la costa central americana durante los primeros días de 2020. La influencer estuvo en México, desde donde publicó algunas imágenes en su muro de Instagram.

No obstante, también tiene tiempo libre. Ratos que aprovecha para estar con los suyos antes de separarse durante largo tiempo. Y así se puede ver en su cuenta de Instagram, donde en las últimas semanas ha publicado algunas instantáneas desde su tierra natal. Por ejemplo, esta publicada desde la playa de las Salinas, en Asturias.

Del que no se ha visto ni rastro es de Andrés Velencoso, con el que mantiene una relación sentimental desde hace unos meses. Se conoce que cada uno se fue por su lado a pasar las fiestas navideñas, pero una vez terminadas tampoco se les ha visto juntos.

Un Andrés al que muchos han avisado en las redes sociales en más de una ocasión sobre su relación con Lara. “Fernando Alonso cuenta esto”, comentan en las redes algunos followers, que recuerdan que se dijo que el ex piloto de Fórmula 1 la dejó después de que ella filtrara informaciones a la prensa.

Eso sí: que se sepa, Álvarez no habría filtrado nada en esta ocasión. Y la relación entre ambos seguiría viento en popa.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad