Paula Echevarría tiene a sus seguidores muy preocupados | EFE

“Paula Echevarría tiene un problema” (y Miguel Torres también está enganchado)

stop

La actriz y su pareja, motivo de preocupación en las redes sociales

09 de mayo de 2018 (17:03 CET)

Preocupados. Así están los seguidores y admiradores de Paula Echevarría. De hecho, comentarios como “Paula Echevarría tiene un problema” son ya un clásico en las redes sociales.

¿Cuál es el problema? Que según muchos, el cambio físico de la actriz no es normal. Hace un tiempo, cuando Paula y David Bustamante aún estaban juntos, la figura de la intérprete era una de las más envidiadas del país.

Sin embargo, desde que se separaron, Echevarría se ha ido adelgazando poco a poco hasta llegar a un extremo demasiado peligroso.

El problema de Paula

Solo hace falta ver las imágenes para darse cuenta que la obsesión de Paula por estar delgada no es sana. Al menos eso es lo que se apunta desde las redes sociales. De hecho, cada vez que la español cuelga una foto con alguno de sus modelitos en Instagram, buena parte de los comentarios apuntan en esa dirección.

Estás muy delegada…”, “come algo”, “con lo bien que estabas antes” o “te has quedado en los huesos” son una pequeña muestra como la delgadez de Echevarría preocupa.

Por su parte, ella no le da más importancia al tema. Está en su mejor momento profesional (con las marcas luchando por ella y grabando una nueva serie) y personal (su relación con Miguel Torres va viento en popa) y no ha hecho ningún comentario sobre el tema.

Paula2

 Paula

Lo hizo hace meses, pero restó importancia a su cambio físico. De ahí que muchos consideren que la actriz está “enganchada” a la vida sana. Una obsesión que, tal y como se apunta desde las redes, ha contagiado a Miguel.

Miguel Torres va por el mismo camino

Y es que no son pocos los que aseguran que Torres también está siempre muy pendiente de su figura. Pero avisan que, una vez el futbolista se retire y deje de seguir ciertas rutinas y dietas, puede ser perjudicial.

Muchos son los futbolistas que, una vez han dejado de practicar deporte, se han dejado ir y han engordado. Y en diversos foros ya se apunta que tanta obsesión por el cuerpo puede acabar teniendo un efecto boomerang en poco tiempo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad