Paula Echevarría

Paula Echevarría tiene un lío bestial con Samsung: “Bonita, perdona, ¿sabes hacer algo más?”

stop

La actriz asturiana vuelve a liarla en Instagram

15 de febrero de 2019 (20:00 CET)

Paula Echevarría sigue recibiendo malas noticias. El mes pasado arrancaba con el estreno de Los Nuestros 2, una mini serie de Telecinco, en la que Paula tenía el papel protagonista y que ella misma se encargó de promocionar durante semanas antes en los programas más importantes de la parrilla de Mediaset.

Fracasos profesionales

Sin embargo, esta mini serie ha supuesto un fracaso, en cuanto a datos de audiencia. Paolo Vasile decidió retirarla por la poca expectación que estaba teniendo y la de Candás fue señalada como una de las grandes responsables de este fiasco.

Este asunto ha dejado muy tocada a la asturiana, que no levanta cabeza en su vida profesional en los últimos tiempos. Ya que, desde Velvet, no ha tenido suerte con los personajes que ha interpretado en la pequeña pantalla.

Dudas en su relación sentimental

Además, en el plano personal tampoco le va tan bien la cosa como quiere aparentar. Ya que su relación con Miguel Torres parece seguir viento en popa, pero la distancia está afectando duramente a la pareja.

Si fuera poco, ahora sus fans también están empezando a criticarla. En los últimos tiempos, Paula, como otras muchas ‘influencers’ utilizan la repercusión que tienen en Instagram y los miles o millones de ‘followers’ para hacer publicidad.

El lío con las marcas

No obstante, eso ya está cansando a un gran número de seguidores. Muchos se quejan de que ya seguir a una it girl se ha convertido en recibir publicidad sin límites y ya no es lo natural que se busca entre los fans.

“Bonita, perdona, ¿sabes hacer algo más?”, le preguntan algunos usuarios de sus redes sociales, dando por hecho que sólo sabe promocionar productos y firmas mediante posados en su perfil. Y que, en su trabajo profesional, verdaderamente, ya no convence a nadie.

Un grave problema del que también se han quejado algunas firmas, que consideran que puede estar teniendo un efecto contrario al deseado. Es lo que le faltaba a Paula: perder sus ingresos derivados de Instagram.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad