Paula Echevarría y Miguel Torres | EFE

Paula Echevarría o “Miserable”, “Rata” y “Sinvergüenza”: la foto con Miguel Torres que lía la de Dios

stop

La pareja de la asturiana es muy criticado por su afición

18 de febrero de 2019 (18:00 CET)

La vida de Paula Echevarría no pasa por su mejor momento. La asturiana no ha tenido éxito en el proyecto de la mini serie de Telecinco, Los Nuestros 2, dónde ella era protagonista. Los datos de audiencia han evidenciado un claro fracaso y su papel ha sido duramente criticado.

Paula sigue su mala racha

La de Candás sigue buscando fórmulas para que su vida cambie y poder reconducir un 2019 que no le está tratando bien. Y es que, como hemos contado en este medio, sus posts promocionados en Instagram también pueden dejar de aparecer en los próximos meses.

No obstante, si en lo profesional no pasa por buenos momentos, parece que en el plano sentimental tampoco. A pesar de que sigue adelante su relación con el futbolista del Málaga, Miguel Torres, la distancia está lastrando mucho a la actriz.  

Miguel Torres no juega ni un minuto

El defensa del club malagueño sigue sin disfrutar de ningún minuto con su equipo esta temporada, pero no parece que sea un problema que le quite el sueño. Ya que pudo salir este pasado mercado invernal a algún equipo madrileño, para estar más cerca de su pareja. Aunque, no se concretó ninguna operación y ha tenido que quedar en la Costa del Sol.

Los aficionados estallan

Otro varapalo para Paula, que encima tiene que asistir a las duras críticas de los aficionados malagueños: “Miserable”, “Rata” y “Sinvergüenza”, son algunos de los insultos que se pueden leer por las redes sociales, después de ver como Torres no duda ni un momento en subir una foto cenando con su pareja. Justo, en la noche antes a un partido del Málaga en Majadahonda.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Que gusto teneros aquí @tachabeauty @carlosescario! Brindo por más como esta! 🥂❤️

Una publicación compartida de Paula Echevarria (@pau_eche) el

Desde la ciudad andaluza, consideran que está allí para vivir la vida sin los problemas de un futbolista de élite. Ni se cuida ni está comprometido con el equipo y sólo está para seguir cobrando. Un lío que salpica a Echevarría y no es el primero.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad