Paula Echevarría| EFE

Paula Echevarría en albornoz (y con Miguel Torres): la foto (y los insultos) en Instagram

stop

La asturiana posa con su novio y sus compañeros de trabajo

18 de marzo de 2019 (20:15 CET)

La relación de Paula Echevarría y Miguel Torres parece que vive uno de sus mejores momentos. Desde que se conocieron, la pareja ha hecho todo lo posible para verse lo máximo. Sin embargo, la distancia y el trabajo de ambos ha impedido que pasaran más tiempo juntos.

La distancia ya no es un problema

De hecho, la actriz asturiana se llevó una gran decepción este mes de enero, cuando su novio no fichó por ningún equipo de Madrid. Estaba en la lista de algunos clubes de la Comunidad de Madrid, pero ninguna operación salió adelante y siguió perteneciendo al Málaga.

Esto hubiese facilitado el tiempo de unión entre la pareja. Y es que, tras un año juntos, siguen viéndose los fines de semana y, sobre todo, en Marbella. Allí es dónde vive Miguel Torres y es dónde se desplaza Paula.

Donde no gusta esto es en el Málaga. Desde el entorno del jugador se apunta que está muy a gusto con su rol en el equipo malacitano, a pesar de que no juega, y por eso no quiso fichar por otro club.

No juega en el Málaga

No cuenta para su entrenador. Pero, esto le permite mantenerse en forma, yendo a entrenar durante la semana, cobrar su sueldo aceptable y tener libres los fines de semana para verse con Echevarría. Un plan perfecto para un futbolista que está en el ocaso de su carrera.

La foto en albornoz y los insultos

De hecho, es tanto el 'pasotismo' del defensa que no se corta en posar con el grupo de trabajo de su novia en la playa. Lo ha hecho en una foto que ha subido Paula a su Instagram y dónde aparece su 'media naranja' junto a todos sus compañeros de rodaje. Decimos rodaje porque la asturiana aparece en albornoz, como si estuviera grabando una escena.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

No hay un equipo mejor! 🙌🏼❤️ #ComingSoon 😎

Una publicación compartida de Paula Echevarria (@pau_eche) el

Esta foto ha provocado graves insultos de la afición del Málaga hacia su jugador. Y es que no paran de pedir que sea despedido o suspendido de empleo y sueldo. Mientras sus compañeros luchan por el ascenso, él se lo pasa divinamente junto a su novia.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad