Los tentáculos de Xavier Vinyals en la internacionalización del 'procés' de independencia de Cataluña

stop

La conexión letona pone al presidente de la Plataforma Pro Seleccions Catalanes en el punto de mira

Natalia Calvet

El presidente de la Plataforma Pro Seleccions Esportives Catalanes, Xavier Vinyals (C); el dirigente de la UFEC, Gerard Esteva (2d); el ex máximo mandatario del Espanyol, Joan Collet (i); el presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu (d); y el preside
El presidente de la Plataforma Pro Seleccions Esportives Catalanes, Xavier Vinyals (C); el dirigente de la UFEC, Gerard Esteva (2d); el ex máximo mandatario del Espanyol, Joan Collet (i); el presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu (d); y el preside

09 de febrero de 2016 (10:03 CET)

El presidente de la Plataforma Pro Seleccions Catalanes, Xavier Vinyals, se ha vuelto a poner de moda la última semana en los círculos políticos. Su nombre apenas había pasado desapercibido los pasados meses, cuando otras entidades le robaron el protagonismo: la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural y la asociación Drets fueron las que dieron la cara a la hora de repartir esteladas en el Camp Nou para protestar contra las sanciones de la UEFA por la exhibición de símbolos políticos durante los partidos.

Pero esta semana saltó otro escándalo mayúsculo: la revista Interviu desvela que el ex primer ministro de Letonia Vladis Dombrovskis pudo haber cobrado seis millones de euros para apoyar internacionalmente el proceso catalán hacia la independencia. De ahí que en el 2013 dijese públicamente que estaría dispuesto a reconocer la independencia de Cataluña. Fueron unas palabras que luego desmintió, aduciendo que fueron malinterpretadas.

Pactado y cobrado

Eso no es todo: un informe de la UDEF fechado en 2014 explica que "las ambiguas declaraciones del primer ministro de Letonia el 13 de septiembre de 2013 sobre el reconocimiento a una Cataluña libre fueron pactadas previamente sin duda y compensadas económicamente, según fuentes solventes del entorno más cercano al referido político".

Pero las malas lenguas ya han sacado punta al incidente y ven una mano política tras el asunto: resulta que Xavier Vinyals (uno de los hombres que apoya incondicionalmente el procés) es el cónsul de Letonia en Barcelona. "A nadie se le escapa que Vinyals ha estado trabajando internacionalmente para tirar adelante el proceso. Su estrategia no viene de ahora, sino de hace muchos años, porque se encarga de la internacionalización de las selecciones desde hace más de una década", dice a Diario Gol una fuente que le conoce muy bien.

La Vía Humana

No es para menos: Vinyals participó, en el lejano 1989, en la Via Báltica, la cadena humana que atravesó las tres repúblicas bálticas (Estonia, Letonia y Lituania) para exigir su independencia de la URSS (la consiguieron dos años después). En esa Vía fue en la que se inspiró la Via Catalana de 2013 en Cataluña, que unió el norte y el sur de la comunidad en una cadena humana. Y fue precisamente el primer ministro letón el único en todo el mundo que se mojó por la independencia catalana. ¿Casualidad o, como dicen en los círculos políticos independentistas, fruto de los buenos oficios del cónsul de Letonia en Barcelona? De lo que no parece caber duda es de que el primer contacto político se hizo a través del cónsul y factótum de la Plataforma Pro Seleccions.

Y es que Vinyals tiene contactos de alto nivel en la república báltica. El pasado 27 de noviembre, organizó una bajo el lema "Jornada de Diplomacia Deportiva Internacional" en la que las estrellas invitadas eran Albert Royo, secretario general del Diplocat (el organismo de la diplomacia del Gobierno catalán), e Ivan Tibau, secretario general del Deporte de la Generalitat. Junto a ellos estaba, como no podía ser de otra forma, Aldons Vrublevskis, presidente del Comité Olímpico de Letonia.

Patrocinios y subvenciones

Desde hace década y media, el mandamás de la Plataforma Pro Seleccions ha estado trabajando estrechamente con ERC (el 2 de octubre de 2003 firmó un convenio con el entonces líder de Esquerra, Josep Lluís Carod-Rovira, por el que la Plataforma daría apoyo electoral al partido como prioridad. Una vez los republicanos se instalaron en el poder, Vinyals logró firmar un convenio con el Consell Català de l'Esport (un organismo público en manos de ERC) que le suponía la cesión de una sede en el pasaje Permanyer y cuantiosas subvenciones anuales, que se convirtieron en fijas: 1,2 millones de euros al año a partir de 2005.

La Plataforma, que recibe patrocinios del Gobierno, del Ayuntamiento de Barcelona y de la Diputación, ha sido uno de los entes más activos en la búsqueda de complicidades internacionales. Además, uno de sus informes asegura que la independencia de Cataluña proporcionaría 176 millones de euros más anuales al sector deportivo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad