La reina Letizia y el rey Felipe VI | EFE

Los encuentros de la Reina Letizia con un “guaperas” que arrasan entre los más VIP de Madrid

stop

El secreto de la ex de Televisión Española que trae loco a Felipe VI

21 de enero de 2020 (14:30 CET)

La “reina influencer” llaman muchos a Letizia Ortiz, a la que le gusta cuidar su cuerpo y su aspecto con tal de mostrase en público con un alto nivel de belleza.

Se conoce que la ex de Televisión Española se somete a menudo tratamientos especiales para cuidar su rostro y su cabello. Así es como mantiene su cabello sedoso y con brillo, así como un perfecto nivel de hidratación de su cara.

Aunque Letizia también tiene otros truquitos. Se sabe que la Reina es asidua al cirujano plástico, al que ha acudido en numerosas ocasiones para aplicarse cuidados con el fin de dar luminosidad a su piel. Sin olvidar que el bótox es algo muy presente en la vida de Letizia. Sus prominentes pómulos y la ausencia de arrugas son consecuencia de ello.

La Reina Letizia y su pasión por el deporte

Pero hay más. Antes Letizia no era muy amante del deporte, pero desde que entró a formar parte de la Familia Real se ha vuelto una fan del gimnasio y del ejercicio.

Tanto es así que comentan desde Zarzuela que Letizia dedica un mínimo de hora y media tres veces a la semana a practicar deporte, y que sigue las instrucciones que le diseñan profesionales del sector. Monitores de esos “guaperas” y “amantes del fitness” que indican qué tablas seguir.

letizia

Felipe VI, loco

Eso sí: no todo es deporte en Letizia para mantener ese físico perfilado. La alimentación tiene mucho que ver en que la Reina mantenga su aspecto físico tonificado. Aseguran las fuentes que en el menú de la familia real no existe nada que no sea considerado un alimento sano y equilibrado.

Unas prácticas que apuntan que se ha convertido en una especie de obsesión tiene loco al Rey Felipe VI. El monarca también es un amante del deporte. Siempre se ha declarado amante de la vela. Pero tiene límites. Además, es que el hijo de Juan Carlos I es más de comerse un buen entrecot que limitarse a las verduras.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad