La reina Letizia y el rey Felipe VI | EFE

Los encuentros de 90 minutos de la Reina Letizia (y tres veces por semana) que tienen a Felipe VI loco

stop

La obsesión de la monarca que arrasa en Zarzuela

11 de marzo de 2019 (13:30 CET)

Preocupada por la imagen. A la Reina Letizia siempre le gustó cuidarse y mostrarse en público a un alto nivel de belleza. No obstante, según aseguran fuentes como Chance, la obsesión por la perfección desde que se casó con Felipe VI y se convirtió en reina sobrepasa muchos límites.

Según asegura el primer medio, la Reina recibe cada semana tratamientos especiales para cuidar su rostro y su cabello. Aseguran que su pelo se mantienen perfectamente sedoso y con brillo, mientras que el nivel de hidratación de su cara, gracias a las múltiples cremas y mascarillas que consume es perfecto.

La Reina Letizia pasa por el quirófano

Pero no toda su ‘belleza’ es gracias a los cosméticos. La Reina Letizia es asidua al cirujano plástico, al que acude a menudo para aplicarse cuidados con el fin de dar luminosidad a su piel, mientras que el botox es algo muy presente en la vida de Letizia. Sus prominentes pómulos y la ausencia de arrugas son consecuencia de ello.

La ex presentadora hace tiempo que practica deporte para mantener su figura perfilada y tonificada. Según apunta la revista ¡HOLA!, Letizia no era muy fan del ejercicio físico antes de entrar a formar parte de la monarquía. Pero desde entonces no ha abandonado las horas de gimnasio y respeta estrictamente el plan establecido.

letizia

La obsesión de Letizia por el deporte y la alimentación

Apuntan desde el entorno de Zarzuela que la ex de TVE dedica 90 minutos tres veces por semana a practicar deporte junto a un entrenador personal y que entre los ejercicios que practica están las pesas, las gomas, el aeróbic y las máquinas.

Y los hábitos saludables de Letizia no se quedan aquí. La alimentación tiene mucho que ver en que la Reina mantenga su cuerpo perfilado y tonificado. Aseguran las fuentes que en el menú de la familia real no existe nada que no sea considerado un alimento sano y equilibrado. “Los fritos y los azúcares están prohibidos”. A cambio, sus dietas son ricas en pescados, verduras, frutas y purés.

Una obsesión por la alimentación y el deporte que tiene loco a Felipe VI. Él también ama el deporte. Le encanta la vela. Pero hasta cierto punto. Además, se conoce que el Rey es más de un buen entrecot que de unas endivias.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad