La tensa espera para la Eurocopa de Francia 2016 

Botas de fútbol gastadas, como la polémica sobre quién cubrirá la Eurocopa en España | Pixabay.com

17 de mayo de 2016 (19:01 CET)

Como bien es sabido por el lector fiel a esta modalidad deportiva, en poco menos de un mes da comienzo el considerado por amplios espectros de la población como evento más trascendente que puede contemplarse en el panorama futbolístico a nivel continental: la Eurocopa. El torneo organizado por la UEFA arranca el próximo 10 de Junio a las 21:00 horas en el Stade de France con el país anfitrión, Francia, recibiendo a Rumania.

Nos encontramos ante un torneo que vuelve a reunir, como es tradición, a las mejores selecciones de Europa, y que cuenta con la selección española como reciente ganadora en las dos últimas ocasiones (2008 y 2012).

A expensas de conocer definitivamente la resolución del enquistado problema, todavía no se sabe a ciencia cierta si en España podremos ver el campeonato televisado. La UEFA se mantiene firme por el momento en sus exigencias que desde las cadenas de televisión Premium y en abierto consideran desproporcionadas, y queda por ver si el pulso presente en ambos frentes puede finalizar dejándonos sin esta fiesta del balompié el próximo estío.

De consumarse la decepción, es probable que en nuestra nación se produzca un hecho insólito, al no ser posible acceder al desarrollo de los partidos de ninguna forma (ni en abierto, ni pagando una plataforma de TV Premium).

Mediaset, que a priori podría parecer una alternativa razonable, ha rechazado por el momento hacerse con este evento deportivo. Al no sumarse a la puja por la compra de los derechos, se entiende que no podrá repetir la retransmisión que sí realizó en la anterior Eurocopa.

Esto es debido a las estimaciones negativas con las que desde la compañía valoran la futurible adquisición, cuyas pérdidas rondarían los 15 millones de euros. El encarecimiento del torneo deriva del incremento de combinados nacionales (un total de 32, lo que incrementaría el número de partidos en 20), y este es el fenómeno que provoca la reticencia de las emisoras para invertir.

Sin embargo, el espectador tiene la posibilidad de ir abriendo boca durante la impaciente e incierta espera con minijuegos de fútbol gratuitos y bastante amenos, con los que a buen seguro se distraerá y aplicará su pericia en la resolución de los mismos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad